El complicado camino de Letizia a la Corona

Al contrario de su antecesora, Doña Sofía, quien procede de una estirpe cien por ciento monárquica, a Letizia le tocó aprender el rígido protocolo en el menor tiempo posible.
Letizia Ortiz Rocasolano contrajo matrimonio con el príncipe Felipe el 22 de mayo de 2004.
Letizia Ortiz Rocasolano contrajo matrimonio con el príncipe Felipe el 22 de mayo de 2004. (AFP)

México

De no haberse casado con Felipe de Borbón, hoy Letizia Ortiz Rocasolano habría logrado una destacada carrera como periodista.

El 22 de mayo de 2004 salió de la catedral de La Almudena, en Madrid, acompañando al heredero de la corona española. Ya no da las noticias, ahora es parte de ellas.

A partir de entonces, las revistas y programas del corazón hablaban de sus vestidos, sus peinados, sus zapatos, su delgadez, y también de su mala relación con la familia de su esposo.

Letizia emergió como una figura cada vez más autónoma, menos rígida en sus manifestaciones de lo que acostumbra la realeza. Así, en su propia agenda propia, que tiene desde 2007, comenzó a tomar parte para defender a los afectados por enfermedades, además de apoyar la innovación, educación y colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en temas de nutrición.

En sus hábitos menos protocolarios ha introducido en Palacio aficiones de clase media: salidas al cine, conciertos de música indie o la Feria del Libro, adonde acude vistiendo jeans.

Al contrario de su antecesora, Doña Sofía, quien procede de una estirpe cien por ciento monárquica, a Letizia Ortiz le tocó aprender el rígido protocolo en el menor tiempo posible.

De acuerdo con medios españoles, Letizia es, junto al Rey Juan Carlos, el miembro de la Familia Real peor valorado por el pueblo español. Por ello, la esposa de Felipe pule sus apariciones públicas, para enmendar las encuestas que no le favorecen.

Y tiene otra labor igualmente importante: educar a la Infanta Leonor en su camino a la Corona mostrándole los dos lados de la vida que ella tan bien conoce. Sin cuentos de princesas.