Será Keke Palmer primera Cenicienta de color

La actriz protagonizará la puesta en escena 'Rodgers & Hammerstein's Cinderella' en Broadway.
La historia que protagonizará Keke Palmer fue modernizado por Douglas Carter Beane, quien actualizó la historia para una nueva generación.
La historia que protagonizará Keke Palmer fue modernizado por Douglas Carter Beane, quien actualizó la historia para una nueva generación. (AP )

Nueva York

Al igual que muchas chicas, la actriz y cantante Keke Palmer creció soñando que un día conocería al príncipe azul con el que tendría una vida plena de amor y felicidad. Esto le sucederá ocho veces por semana, en Broadway.

Palmer asumirá el papel protagónico en el musical de Cenicienta Rodgers & Hammerstein's Cinderella el 9 de septiembre en el Teatro Broadway. Será la primera actriz afroestadounidense en el papel.

"Honestamente es una de estas cosas que no puedo creer que estén sucediendo", dijo Palmer en una entrevista telefónica reciente desde su casa en Los Ángeles. "Estoy muy emocionada y también muy nerviosa; son un montón de sentimientos a la vez".

Palmer, de 21 años, se pondrá las zapatillas de cristal que usaron primero la nominada al Tony Laura Osnes, luego la cantante canadiense de "Call Me Maybe" Carly Rae Jepsen y ahora Paige Faure, que saldrá en una gira nacional del musical en el otoño.

La puesta en escena se estrenará el 9 de septiembre.


Palmer, quien hará su debut profesional en el teatro, aprovechará la variedad de habilidades que ha desarrollado en el cine (con películas como Barbershop 2: Back in Business y Akeelah and the Bee), su programa de tertulia en el canal BET Just Keke y la serie de Showtime Masters of Sex.

"Actúa precioso, baila, canta, es una joven increíble", dijo la productora ganadora del premio Tony, Robyn Goodman. "Creo que será simplemente adorable (como la Cenicienta)".

Los padres de la actriz nacida en Illinois, Sharon y Larry Palmer, son ambos actores profesionales, y la joven Keke dijo que creció viendo teatro y que acepta con beneplácito la disciplina que éste le dará.


"El teatro ofrece muchas cosas a las que no he tenido acceso haciendo cine y televisión", expresó. "Estoy muy emocionada de aprender todo lo que tiene que ofrecer, ese foco y esa dedicación para actuar a un cierto nivel cada noche".

Una de las heroínas de Palmer cuando era chica era la actriz y cantante Brandy Norwood, quien interpretó a Cenicienta en una película para televisión de 1997 junto a Whitney Houston. "Creo que la razón por la que puedo hacer esto es porque Brandy lo hizo en televisión", dijo Palmer. "Al hacerlo le demuestro a todos que nada es imposible".

Los productores de Rodgers & Hammerstein's Cinderella han estado abiertos a elegir actrices de todo tipo para el espectáculo, por lo que la organización Actors Equity los reconoció el año pasado por la excelencia en la diversidad de Broadway.

"Siempre elegimos a la mejor persona para los papeles, a veces son de raza negra, a veces son latinos, a veces asiáticos", dijo Goodman. "Es maravilloso cuando funciona y ahora finalmente hemos encontrado a nuestra Cenicienta".

"Todas las niñas sueñan con esa historia así que poder hacerla será un sueño hecho realidad", Palmer.


El cuento de hadas fue modernizado por Douglas Carter Beane, quien actualizó la historia para una nueva generación. Las canciones de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II incluyen "In My Own Little Corner," ''Impossible/It's Possible" y "Do I Love You Because You're Beautiful?"

"Todas las niñas sueñan con esa historia así que poder hacerla será un sueño hecho realidad para mí. Además de que Stuart Weitzman hizo las zapatillas de cristal que yo estaré usando", dijo entre risas Palmer.

Ganar el papel de Cenicienta es el más reciente hito para los afroestadounidenses en Broadway, lo que se suma a Norm Lewis como el primer hombre de raza negra en el papel de El Fantasma de la Ópera, Nikki M. James como Eponine en Los miserables, James Monroe Iglehart como el alocado genio de Aladino y Condola Rashad como Julieta junto a Orlando Bloom en el papel de Romeo.

"Miren a Estados Unidos, Broadway está un poco detrás de Estados Unidos", dijo Goodman.