Tom Hanks y Emma Thompson clausuran el Festival de Londres

Saving Mr. Banks relata la tumultuosa relación entre el célebre Walt Disney (Tom Hanks) con Pamela Lyndon Travers (Emma Thompson), la autora de las aventuras de Mary Poppins.

LONDRES

El Festival de Londres se clausuró este domingo con el estreno mundial de "Saving Mr Banks", la divertida y emotiva epopeya que fue llevar al cine las aventuras de Mary Poppins.

La película de la película, cuyo estreno comercial está previsto en enero en países como Argentina, Brasil o España con el título de "Al encuentro de Mr. Banks", relata la tumultuosa relación entre el célebre Walt Disney (personificado por el actor estadunidense Tom Hanks) con Pamela Lyndon Travers, la autora de las aventuras de Mary Poppins, encarnada con brillantez por la británica Emma Thompson.

Conquistado por el encanto de la célebre gobernanta con poderes, Disney le promete a su nieta, que la adoraba, que haría una comedia musical.

Acostumbrado a conseguir todo lo que quería, Disney intenta convencer por todos los medios a "Pam" Travers de que le cediera los derechos de adaptación de su libro pero se topa con una "Miss Travers" de réplicas aceradas muy británicas. Nada seducida ni impresionada por el universo hollywoodiense ni por los estudios Disney.

"Es una película sobre dos culturas que se encuentran y colisionan en torno a esa película antológica", declaró Emma Thompson en conferencia de prensa.

Con su actitud odiosa y el rechazo sistemático y divertido de cualquier modificación de su obra, Travers disimula la angustia de ver traicionados sus personajes -y a través suyo la memoria de su padre adorado- en la adaptación de su Mary Poppins a la gran pantalla.

Irritada por ese mundo artificial y alegre, se refugia en los recuerdos de su infancia australiana, presentes en la pantalla en forma de flash-backs.

De niña, Pamela tenía una relación de tierna complicidad con su padre, interpretado con justeza por el actor irlandés Colin Farrell. Un padre imperfecto y maravilloso que le anima a creer en sus sueños.

La película de John Lee Hancock, director de "The Blind Side" (Un sueño posible), que valió un Oscar a la actriz Sandra Bullock en 2009, es ante todo el retrato de una mujer vulnerable, que sigue siendo aquella niña melancólica que perdió demasiado pronto a su padre, como muestran los flash-backs.

Walt Disney conseguirá convencerla de terminar la película compartiendo con ella sus propios recuerdos de infancia.

El director mexicano Alfonso Cuarón protagonizó uno de los momentos estelares del festival con "Gravity".

El festival concedió un premio honorífico al actor británico Christopher Lee ("Drácula", "La guerra de las galaxias", "El senor de los anillos") "por su contribución inmensa y única al cine" a través de más de 270 títulos desde 1946.