Festejan a Kitty por 40 años

La compañía de Hello Kitty, Sanrio Co., que se especializa en diseñar y fabricar una variedad de productos en el creciente negocio de la “ternura”, la creó como personaje hace 40 años.
Un diseño innovador y un buen mercadeo, la base de su éxito.
Un diseño innovador y un buen mercadeo, la base de su éxito. (AP)

Tokio

Cuando apareció en 1974 era una gatita sin nombre con overol azul y un gran lazo rojo que decoraba un monedero para niñas japonesas. Ayer fanáticos alrededor del mundo celebraron el 40 aniversario de este ícono global de la “ternura”: Hello Kitty.

Solo un puñado de personajes perdura tanto, especialmente en Japón, donde miles vienen y van en un mercado altamente competitivo.

“Los personajes deben tener ciertas cualidades, como una enorme cara redonda, extremidades cortas y un cuerpo regordete”, dijo el economista Takuro Morinaga, un experto en cultura popular. “Kitty tiene lo básico, pero también tiene una personalidad fuerte”.

Un diseño innovador y una ingeniosa campaña de mercadeo también ayudaron a expandir su base de seguidores, dijo Christine Yano, antropóloga y autora de  Pink Globalization: Hello Kitty’s Trek Across the Pacific, un libro sobre el fenómeno de Hello Kitty.

La compañía de Hello Kitty, Sanrio Co., que se especializa en diseñar y fabricar una variedad de productos en el creciente negocio de la “ternura”, la creó como personaje hace 40 años.

Según Sanrio, su verdadero nombre es Kitty White y nació el 1 de noviembre  (no dicen de qué año) en los suburbios de Londres. La fecha de nacimiento se seleccionó porque es el cumpleaños de quien la diseñó originalmente, Yuko Shimizu.

Sanrio trabaja para mantener a Hello Kitty relevante, tomando en cuenta las tendencias sociales y de la moda y colaborando con otras marcas de ropa y personajes populares. Físicamente no ha cambiado mucho, pero el mundo a su alrededor sí. Yano dijo que una filosofía incansable es parte del éxito del personaje.

“Eso mantiene las cosas muy frescas y nuevas”, dijo en una entrevista telefónica desde Boston. “Siempre es la misma, pero siempre está cambiando”.