Explora su niñez en "La cumbre escarlata"

El cineasta construyó la historia a raíz del gusto que siempre ha tenido por el género denominado romance gótico.
Mia Wasikowska interpreta a la escritora Edith.
Mia Wasikowska interpreta a la escritora Edith. (Especial)

México

Guillermo del Toro imaginó toda una historia a raíz de su gusto, desde niño, por el romance gótico y lo combinó con el fanatismo que tiene por los fantasmas en su nueva película La cumbre escarlata, que llega hoy a las salas.

El cineasta mexicano construyó con Matthew Robbins el guión y es una especie de continuación entre sus anteriores filmes El espinazo del diablo y El Laberinto del Fauno con la premisa de mezclar un cuento de hadas con lo gótico y el horror.

"Quise crear un género que disfrutaba mucho cuando era niño. No pienso que las personas entiendan el poder del género, quería actualizarlo un poco con más violencia explícita y elementos eróticos, pero haciéndolo de manera respetuosa", comentó el realizador en una entrevista proporcionada por la distribuidora.

"Un romance gótico hardcore es como algo muy clásico y en la manera en que está diseñada esta película se ve todo como hecho a mano, se puede sentir la creación y la artesanía en el vestuario de la familia, en el trabajo con la cámara, en la narración y el diseño de producción. Cada cosa es como un retroceso a la lujosa época dorada de Hollywood, pero también creo que es realmente hermoso y poderoso", agregó.

A diferencia de Titanes del Pacífico (la última cinta que había hecho antes de La cumbre escarlata), el director dijo que prácticamente no se usaron efectos visuales generados por computadora.

"En el caso de Titanes del Pacífico, donde no podíamos construir 25 robots, lo usamos mucho. En el caso de La cumbre escarlata por ejemplo, sabía que quería que las criaturas fueran traslúcidas, pero las quería tener en el set. Por un tiempo pensé en hacer el efecto con espejos, pero era muy complejo, entonces acabé encontrando una manera con mi equipo de efectos visuales de hacer a los personajes traslucidos, pero teniendo a los actores físicamente ahí. Respecto a la casa donde se desarrolla la historia, la construimos toda desde el suelo hasta el techo", explicó.

La película cuenta con la participación de Mia Wasikowska, quien interpreta a la escritora Edith, quien se enamora de Sir Thomas Sharpe (Tom Hiddleston), en lugar de su amante (Charles Hunnam). Tiempo después cuando se casan y él la lleva a vivir a su mansión junto a su hermana Lucille (Jessica Chastain), todo comienza a cambiar, pues ocurren situaciones sobrenaturales.

Claves
La inspiración

  • Guillermo del Toro dijo que se inspiró mucho en la literatura, la ilustración y las pinturas de este género gótico.
  • El cineasta también compartió que de niño le gustaba visitar casas abandonadas, pero no le asustaban; sin embargo, la casa donde vivió sí le provocaba terror.