Engrandece sus 'beats' con lecciones en París

Dj Borchi, quien participa en la Red Bull Music Academy que se realiza en la capital francesa, define la experiencia como “estar en la escuela de música, pero a escala mundial”.
Se caracteriza por mezclar ritmos latinos con la electrónica.
Se caracteriza por mezclar ritmos latinos con la electrónica. (Adriana Jiménez Rivera)

París

Son las 5:30 de la tarde y recién terminó la conferencia con Andrew Scheps, ingeniero de sonido que ha trabajado con Beyoncé, Metallica y Red Hot Chili Peppers, entre otras celebridades, por lo que, tras escuchar sus tips en el arte de las mezclas, Borchi, el dj mexicano que participa en la Red Bull Academy Músic, sale feliz.

"Esta lectura me interesaba mucho, justo por lo que comentó, todas esas cuestiones técnicas que son tan importantes. Por ejemplo, eso de cómo mezclar con audífonos", dijo el dj, quien desde hace dos semanas toma lecciones en la academia.

"También me gustó mucho la lectura de la mañana, es una mujer fantástica, me impresionó muchísimo que es tan polifacética, además de que su ritmo, esa forma de manejar las percusiones, me latió muchísimo", enfatizó al referirse a Sheila E., quien por la mañana compartió su experiencia con los 30 participantes en la academia.

La gaite Lyrique, un recinto cultural en el centro de la Ciudad Luz, comparte en este momento sus acciones habituales, teatro y galería, con las actividades que realizan los músicos como parte de su instrucción; conferencias por la tarde y la mañana con personajes de la música, como cantantes, músicos, técnicos y productores, práctica en las tornamesas, creación en los estudios y proyección en la cabina de radio.

"Es un concepto muy completo, es como si estuvieras en la escuela de música contemporánea, pero a escala mundial", señaló Borchi, quien reconoce que la expectativa que tenía al haber ganado la oportunidad para vivir la experiencia número 17 que organiza Red Bull y venir a Francia a compartir sus conocimientos y estilo, "en el que se mezcla el hip hop con la música tropical", quedó rebasada "por completo".

"Estoy muy contento, porque aquí puedes convivir con músicos de muy alto nivel y también con gente nueva, que en unos años va a estar triunfando en la escena musical, pero lo mejor es que todo mundo es solidario, te ayudan, te orientan, te comparten cuando estás en el estudio y estás preparando tus mezclas", compartió apoyando sus palabras con el entusiasmo que proyecta su rostro.

"Y volviendo a la gente que ha compartido sus experiencias en lo que aquí ellos llaman lecturas, me gustó mucho la participación de Nicolás Godin, de la agrupación Air, quien es muy reconocido ahora, pero nos contó lo difícil que fue llegar al momento que vive y lo que tuvo que luchar", dijo al referirse al dj francés.

El ir y venir por la academia no cesa, pues una vez que ha acabado la lectura vespertina, algunos músicos vuelven a los diferentes estudios para seguir preparando las mezclas que presentarán como trabajo final, otros más entran a la cabina de radio para compartir la experiencia a través de la señal de internet, que en cada país transmite una radio; en México lo hace Radio Ibero y también hay quien comparte y pide asesoría para enriquecer su sonido.

Aunque en realidad la jornada aún es larga, pues falta la siguiente cita, la fiesta en la que algunos dj muestran su arte en vivo.

"La de anoche estuvo padrísima", destacó el mexicano refiriéndose al ambiente que se produjo en el club Petit Bain, a la orilla del Río Sena, gracias a los beats del dj estadunidense Whee-zie.