Enamoran al tres por uno

Amanda Miguel, Diego Verdaguer y su hija Ana Victoria se presentaron con gran éxito la noche del sábado en el Auditorio Cumbres.

Monterrey

Tres grandiosas voces se unieron la noche de ayer en Monterrey para cantarle al amor.

Amanda Miguel, Diego Verdaguer y su hija Ana Victoria se presentaron en el Auditorio Cumbres para deleitar a los regiomontanos que ya extrañaban escucharlos juntos de nueva cuenta, esto tras separar sus carreras musicales por algunos años.

La pareja argentina logró conquistar con un maratónico concierto, en donde hicieron un recorrido musical por sus grandes éxitos, así como sus más recientes temas.

El reloj marcaba las 23:30 horas cuando Diego, con su inigualable talento, dio la bienvenida a su público de Monterrey, que previamente había disfrutado de la música de Ana Victoria.

Con su tema “La ladrona”, Diego puso las cartas sobre la mesa, dejando claro que venían a robarse los corazones de cada uno de los ahí presentes.

Acto seguido “Nena” y “Pasadiscos”, temas que fueron coreados de principio a fin, provocaron que una ola de recuerdos inundara el recinto.

Sin duda Verdaguer encendió las emociones, sin embargo, fue Amanda, quien de forma inmediata desató la euforia con “Castillos” y “Como un títere”.

La calidad vocal de la artista de 57 años no pasó desapercibida, y es que a pesar del tiempo ha sabido mantenerla intacta, y para probarlo interpretó “Las pequeñas cosas”.

Al ritmo de mariachi, Diego sorprendió a los regios al cantar “Ella”, logrando la aceptación, para después con guitarra en mano complacer con “Pídeme”.

De nueva cuenta Amanda regresó para hacer de las suyas y deleitar con esa potente voz que dejó escuchar también junto al mariachi Viajero de Monterrey con “Esclavo y amo” y “Escalera”.

Monterrey quería ser testigo del amor que ambos artistas conservan desde hace años, y eso fue posible cuando Diego sorprendió al salir junto a Amanda para mostrar que lo suyo es “Simplemente amor”, fundiéndose en un beso para después continuar con “El gato y yo”.

Madre e hija fusionaron sus talentos en el escenario al interpretar “Mi buen corazón”, con el que dejaron a los regios completamente asombrados y llenos de amor.

Diego cerró con “Usted qué haría” y “Que sufras más”, mientras que Amanda enajenó al ritmo de “Así no te amarán jamás” y “El me mintió”, coreada por todas las mujeres presentes.

Tal y como se esperaba, la parte final estuvo plasmada de amor; uniendo las dos voces para decirle a Monterrey: “Volveré”, enmarcando así una velada inolvidable.

VIVEN UN 2013 DIFÍCIL

Previo a su presentación, Amanda y Diego por separado ofrecieron una entrevista, en la que ambos coincidieron que este 2013 ha sido uno de los años más difíciles que han pasado como familia.

El intérprete señaló que tras superar el trago amargo que pasó al presentar un problema en los intestinos, que lo mantuvo al borde de la muerte.

“Fue un año muy difícil por el problema que ustedes saben, aprendí a valorar mucho a las personas que quiero”, dijo Diego.