Jóvenes se mueven al ritmo de El Gran Silencio

Más de dos mil personas se reunieron en la segunda edición del Festival Jóvenes que Mueven, celebrado en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.
El Gran Silencio se apoderó del escenario y pusieron a bailar a todos los presentes con su peculiar Chuntaro Style.
El Gran Silencio se apoderó del escenario y pusieron a bailar a todos los presentes con su peculiar Chuntaro Style. (Cortesía)

Guadalajara

Más de dos mil jóvenes bailaron al ritmo de funk, rock, cumbia, hip hop y diversas fusiones que formaron parte de la segunda edición del festival musical Jóvenes que Mueven, organizado por la asociación civil Convivencia Permanente y el INDAJO, celebrado ayer en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

Afro Kumbieros, Los Ramírez, Monos Piratas, Teletransportador, Plastiko, Golden Ganga y como plato fuerte El Gran Silencio, deleitaron a los jóvenes que desde temprano se dieron cita en el Centro Administrativo Tlajomulco (CAT).

A partir de las 14:00 horas poco a poco la gente comenzó a llegar y a pesar de que el concierto se retrasó más de una hora los asistentes permanecieron animados.

Las bandas locales No tiene Fortuna, Sur Circuit, y Los Cavernos fueron los primeros en arribar al escenario, pese al intenso calor la jornada continuó con las agrupaciones de Los Ramírez, los Afrokumbieros y Monos piratas.

A medida que bajaba el sol los ánimos y los asistentes iban en aumento, tocó el turno de Plastiko quienes con su funk fusión provocaron la euforia de los asistentes quienes no pararon de corear los temas de la agrupación.

Una vez más los gritos se hicieron presentes pero ahora para corear a la siguiente banda, Golden Ganga quienes se apoderaron del escenario y entregaron un nutrido espectáculo en el que además contaron con juegos de luces y apoyo de pantallas.

El plato fuerte llegó al CAT, de Monterrey para Guadalajara El Gran Silencio se apoderó del escenario y con la energía e irreverencia que los caracteriza pusieron a bailar a todos los presentes con su peculiar Chuntaro Style. El slam y el baile guapachoso no se hicieron esperar.

Durante toda la jornada de más de ocho horas de música, prevaleció la sana convivencia, los buenos ánimos y la energía de los presentes.

Todas las bandas se dijeron emocionadas y agradecidas de participar en el festival.

El público, en su mayoría jóvenes disfrutaron de la variada oferta gastronómica y para mitigar el intenso calor se estuvieron repartiendo vasos con suero.

Para garantizar la seguridad de los presentes se contó con elementos de seguridad privada así como policía municipal y protección civil.