Disfrutan cine y palomitas gratis en el barrio de la Merced

Con la proyección de La ley de Dios se estrenó el programa que el gobierno de la CdMx y La casa del Cine presentan en la Plaza de la Aguilita para habitantes y paseantes de la zona
La iniciativa busca acabar con el tabú de los barrios peligrosos.
La iniciativa busca acabar con el tabú de los barrios peligrosos. (Milenio)

México

El barrio de la Merced lució atípico anoche. Los locatarios que arribaban a sus casas lo notaron, también los comerciantes que terminaban su jornada laboral y los niños que ponían sus mochilas para jugar futbol callejero en la Plaza de la Aguilita.

Una enorme pantalla, el olor a palomitas y la proyección de una película hacían lucir al lugar distinto. Todo formó parte de una iniciativa del gobierno de la CdMx en colaboración con La Casa del Cine MX para la recuperación de plazas públicas en el Centro Histórico.

Como parte de este proyecto, que surgió este año y que se efectuó por primera vez, se instaló no solo la pantalla, sino también un domo en la Plaza de la Aguilita en La Merced para llevar cine gratis.

El objetivo es que el tabú de los barrios peligrosos quede atrás y los vecinos de la zona, así como de otras colonias y turistas se acerquen a estos lugares.

“Buscamos propiciar la cultura de la nueva cinematografía nacional. Queremos que la gente que habitualmente no va a una sala de cine acuda a este tipo de proyecciones”, comentó en entrevista Jesús González Schmal, coordinador General de la Autoridad del Centro Histórico.

“Es un estigma eso de los barrios bravos. Aquí hay seguridad, hay iluminación, las condiciones están bien”, agregó el funcionario, quien es uno de los principales impulsores de este programa. 

No obstante, los asistentes fueron pocos, pues la mayoría que entró fue porque iba pasando por ahí y decidió detenerse por curiosidad unos minutos para saber lo que estaba ocurriendo en ese momento.

Los informados se enteraron a través de Twitter o Facebook que se proyectaría el documental La ley de Dios, de Pablo Antuñano, y decidieron emprender el plan para llegar a una plaza que poco se conoce entre los habitantes de la Ciudad de México.

“No sabíamos que existía esta plaza porque para acá no andamos mucho y como nos gusta explorar nuevos lugares de la ciudad decidimos pasar un rato por acá”, dijo Eduardo, uno de los asistentes que llegó en bicicleta.

Varios niños que viven en esa zona también estuvieron presentes y se llevaron una buena impresión de la experiencia que piensa ser replicada en más plazas públicas de la Ciudad de México.

“Yo casi no voy al cine porque es caro y mis papás no me llevan. Me gustó mucho que trajeran esto porque así puedo ver películas que no tan fácil llegan aquí”, dijo Fabián, un niño de 12 años.

La ley de Dios, largometraje que se proyectó con la presencia del director, narra la vida de un joven que es arrestado tras asaltar y asesinar a un transeúnte. Se combina la ficción con la realidad, al alternar actores con relatos de personajes que estuvieron en distintos reclusorios cumpliendo una condena.

Las funciones serán miércoles y jueves cada quince días hasta diciembre. Se proyectarán Los insólitos peces gato, Güeros y El lugar más pequeño, entre otros

Claves

Nueva manera de distribución

- El cine mexicano busca otro punto de distribución a través de estas proyecciones al aire libre.

- La Casa del Cine seleccionó las películas que están teniendo una segunda corrida con estos ciclos.

- El director Pablo Antuñano dijo que es una gran iniciativa para que más personas conozcan su trabajo.