Derrocha energía Luis Miguel en Las Vegas

Cerró con éxito su serie de "shows" en el Coliseo del Caesar’s Palace, celebrando las fiestas patrias.
Luis Miguel derrocha energía en las vegas, el cantante puso a bailar a miles de  seguidores en la Ciudad del Pecado.
Luis Miguel derrocha energía en las vegas, el cantante puso a bailar a miles de seguidores en la Ciudad del Pecado. (Archivo)

Las Vegas

En su séptimo año en Las Vegas, Luis Miguel convocó de nueva cuenta a sus seguidores, en particular a los mexicanos que celebran en la ciudad del juego, la independencia de nuestro país. Los más felices, sin duda, fueron los llamados mireyes, jóvenes con prendas de marca, camisas desabotonadas, cuellos, levantados y tragos en mano quienes no dudaron ni un segundo en posar a lado del póster de su ídolo, imitando sus tradicionales movimientos con todo y agarre de cabello incluido.

Otro público muy notable fue el femenino, en todas sus variantes. Señoras que admiran al cantante por sus interpretaciones de boleros o rancheras, y jóvenes de minifalda y altos tacones dispuestas a bailar temas que han vuelto a tomar fuerza en los antros de moda como “Ahora te puedes marchar” y “Será que no me amas”; el segundo de esos temas fue una de las omisiones de Luis Miguel en su espectáculo, pero nada más, todos sus otros éxitos pop fueron interpretados en distintos popurrís.

A las 21:40 horas el cantante comenzó el recital con “Suave”, para después ofrecer otros cortes donde hace lucir a su orquesta como “Si te vas”. Luego vino un bloque de sus Romances: “Historia de un amor”, “Se te olvida” y “No sé tú” pusieron el toque romántico de la velada para después ofrecer una serie de éxitos de los 80 y 90 como “Hasta que me olvides”, “Fría como el viento”, “Tengo todo excepto a ti”, “Entrégate” y “La incondicional”.

Terminada la primera hora de show apareció el mariachi en el escenario y la energía del recital aumentó. Vistiendo todo de negro, corbata y chaleco incluidos, Luis Miguel hizo gala de su potencia vocal con los temas como “El rey”, “Que seas feliz”, “La vikina” y “Amanecí otra vez” enloquecieron al Ceasar’s Palace. Después el cantante hizo algo inesperado, confesó al público que el tema “Motivos” le recuerda mucho a su madre.

Con “México en la piel” el cantante dio su versión del Grito de Independencia, el cual fue respondido con gran euforia. El remate vino con “México lindo y querido” y “Viva México”, para cerrar lo que, sin duda, fue la parte con más energía del recital que tuvo una duración de dos horas con 30 minutos.

Para el cierre del show, Luis Miguel reservó sus más grandes temas pop, cumpliendo la promesa de una fiesta de nostalgia a sus seguidores desde los tiempos de los discos 20 años y Un hombre busca a una mujer.

“Decídete”, “Los muchachos de hoy”, “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul”, “Isabel” y “Cuando calienta el sol” fueron los temas por los cuales los asistentes al evento siguen salieron con una sonrisa de oreja a oreja, dispuestos a seguir la fiesta reafirmando el poder de convocatoria del mirrey por excelencia.