Demian Bichir convierte su rodaje en fiesta

Eva Longoria y Ana Claudia Talancón participan como acróbatas de circo en "Refugio"; el actor finalizó la primera parte de su filme.

México

Ni la lluvia ni los problemas técnicos han impedido que Demian Bichir y su elenco den forma a Refugio con gran ánimo, pues como líder del proyecto procura motivar a las más de 100 personas que trabajan al servicio de la historia y hacer de esta labor en el set una especie de fiesta.

“Uno es responsable del set donde trabajas, hay muchos sets en los que sientes que se corta el aire como cuchillo y es complejo trabajar, pero muchos de esos directores son de la vieja escuela. Yo soy de los que piensan que las artes son lo mejor que le queda al ser humano, después de tantos desastres. Por eso procuro que esto sea una fiesta, un evento parecido a un acto de amor en el que todos los invitados gozamos, al menos así lo espero”, dijo Demian, quien después de filmar casi tres semanas en La Marquesa, se trasladó a Iztapalapa, para concluir la primera parte del rodaje en México.

El novel director agradeció la buena voluntad que han tenido actores como Juan Carlos Colombo, Julio Bracho o Ludwika Paleta, quienes le pidieron participar en la película, sin importar el personaje, “por eso, esta historia está llena de cameos de personas que se acercaron desinteresadamente”.

“Ana Claudia, Ludwika, Juan Carlos y Julio Bracho me llamaron y me dijeron: ‘Me vale madres cómo, pero yo quiero estar’. Muchos personajes que tenían un par de frases, les tuve que dar más jugo”, dijo.

Demian enmarcó algunos homenajes, como el que rinde a su madre, al montar una escena con uno de los protagonistas masculinos (Jorge Perugorría), quien se come unos tacos en el Centro Histórico cuando un trovador interpreta “Vivir así”, tema que su madre cantó en una radio de Torreón.

A estas buenas voluntades se sumaron las de Eva Longoria y Ana Claudia Talancón, quienes aceptaron participar en Refugio, solo por el amor que les despertó la historia, en la que por cierto dan vida a dos acróbatas de circo. Eva lo hace sobre un caballo y Ana al manipular las telas suspendidas en el aire. El entrenamiento fue básico: “Ana se entregó a las telas y estuvo trabajando por horas. Eva estuvo en el mismo canal, ella es también acróbata, pero tiene un número a caballo, llega huyendo de Estados Unidos porque le rompieron el corazón, ése es su pequeño secreto, tiene un par de números y monta muy bien”.

Claves

El sí de Eva

Cuando Demian conoció a Eva Longoria en un evento en Estados Unidos, pensó que era perfecta para interpretar a Ángela, pero le dio miedo preguntar si aceptaría el papel. Con duda para llamar por teléfono, prefirió mandar un correo. Tuvo respuesta inmediata.

“Escuchó unas canciones que le envié con el guion y lo leyó esa misma madrugada, se enamoró del personaje y me dijo que estaba dentro. Solo tuvo algunos detalles de agenda y dijo que no podía llegar días antes, pero que aquí estaría y lo hizo”.