Complace a medias a sus fans

El músico Hardwell tuvo firma de autógrafos, pero solo la mitad de sus fans obtuvo su rúbrica, a pesar de que también compró el disco.
Clasos
Clasos (Luis Ortiz)

México

Como muestra que la música no distingue edades, Hardwell, el DJ número uno del mundo, reunió a más de mil personas en Plaza Cuicuilco, donde ofreció una firma de autógrafos, previo al concierto que dio horas más tarde.

Algunos de los asistentes llegaron al lugar antes de las 6:00 de la mañana y tuvieron que esperar más de 10 horas para ver a su ídolo, como Carlos Fernández, de 54 años, quien además de acompañar a su hijo Luis, de 16, también se declara fan de Hardwell.

“Es puro pretexto acompañarlo, la verdad yo también quería venir. Él (su hijo) pone sus canciones todos los días, ¿cómo no agarrarle gusto?  Yo también compré mi disco para entrar al evento, con la condición de que adentro me pierda un rato”, dijo Carlos.

La promesa para los primeros 500 fans en llegar, era obtener un boleto para acceder al concierto que el Dj ofreció la misma noche en el Pepsi Center, lo que motivó a los fanáticos que rápidamente abarrotaron el lugar.

Debido a la concurrencia, la firma programada a las 16:00 horas comenzó minutos antes.

Con el llanto que le provocó la emoción de tener de cerca al músico de 25 años, Argelia no hacía caso de la persona de seguridad que le reclamaba por caminar tan lento.

“Es mi ídolo, yo lo sigo desde que empezó”, dijo la joven quinceañera que iría por primera vez a uno de sus conciertos gracias a la promoción.

A las 17:20 horas, Hardwell y su equipo abandonaron el escenario, y los casi 500 fanáticos que se quedaron sin firma permanecieron en el lugar por más tiempo con la esperanza de que regresara, pero al dar las 18:00 horas el DJ no volvió más provocando el enojo de quienes también habían comprado el boleto para tener el acceso a él.