ENTREVISTA | POR MIGUEL CANE

Chris Pratt

Jurassic World actualiza la primera cinta de Spielberg sobre la clonación de dinosaurios, una versión reloaded donde este actor luce como entrenador de letales raptores.

“No dependo de un éxito de taquilla”: Chris Pratt

Chris Pratt
Chris Pratt (Cortesia )

Ciudad de México

Su carrera en la televisión no tuvo un principio auspicioso en el 2000; debió picar piedra varios años y fue a base de tenacidad que Chris Pratt (Minnesotta, 1979) pudo ser un actor con mayor demanda, en particular desde que interpretó el personaje de Star-Lord en la cinta Guardianes de la Galaxia, producida por Marvel. El actor trabajó en Moneyball pero no había tenido antes una oportunidad como la que le llegó con la cinta Guerra de Novias (con Anne Hathaway), que le abrió las puertas a una posición que muchos anhelan pero pocos logran en el comercial Hollywood: ser estrella de cine.

Ahora es el protagonista de Jurassic World, la muy esperada cinta de aventuras que busca revivir la franquicia creada en 1993 por Steven Spielberg y Michael Crichton, cuyos efectos especiales resultaron revolucionarios para la época. En esta nueva cinta, Pratt encarna a Owen Grady, un especialista en entrenar a los velociraptores del nuevo parque de vida salvaje prehistórica originado en la primera cinta, pero que ahora tiene gigantescas proporciones e incluye especies de dinosaurios mutantes y otras criaturas. Los problemas crecen cuando hay desperfectos en el parque… La cinta, éxito internacional de taquilla, se estrena en México y Latinoamérica este fin de semana.

¿Qué podemos esperar de este retorno a la Isla Niebla y su peculiar fauna prehistórica?

Es increíble. Tendrían que verlo para creerlo. Yo estoy muy emocionado de que toda la gente de una nueva generación y los que recuerdan las cintas originales, vean el parque. El sitio está funcionando y es algo completamente nuevo. El sueño de John Hammond —personaje encarnado por el difunto Sir Richard Attenborough— se ha vuelto una realidad y ahora existe un centro que tiene más de 20 mil visitantes por día. Todo lo que había soñado está ahí dentro y podrán verlo en la película. Y luego lo verán venirse hacia abajo… ahí es donde comienza lo bueno.

En otras ocasiones te has declarado un gran fanático de la película original…

Sí, soy un fan. Una de las películas más influyentes en mi niñez fue Jurassic Park. Es como Star Wars para la generación anterior a la mía, que la vio en el cine por primera vez y la adora. Y ahora, mira cómo son las cosas del destino, no solo soy un fan de la franquicia, sino que soy parte del equipo de los creadores artísticos. Eso se siente muy bien.

¿Cuál fue tu parte favorita de Jurassic World?

Owen es un personaje divertido. La verdad es que no hay una sola secuencia… son muchas. Me encantó todo el proceso de trabajo con los velociraptores, visualizados con captura de movimiento… es un proceso muy complicado. De pronto, cuando lo ves en pantalla ya completo, dices “¡qué increíble!”, y la verdad es que disfruté tanto esta película que volvería a hacerlo todo, solo para verlo en pantalla.”

Chris, tendrás que admitir que tu vida ha cambiado…

Pues sí, la vida profesional ha cambiado para mí de muchas maneras. Desde ese punto de vista, hoy tengo mucho más trabajo del que jamás tuve antes y me llegan mejores guiones. Tengo oportunidades para trabajar con directores muy importantes, con equipos de gran calidad, y no podría pedir más a mi carrera en este momento… estoy muy contento y satisfecho. Aunque también implica un sacrificio… ¡no he dormido nada por andar de promoción internacional! (ríe).

Bueno, sacrificar horas de sueño viene con este negocio, ¿no?

Si, pero no es solo horas de sueño. Es tiempo con mi familia —Pratt está casado con la actriz Anna Faris (Scary Movie, Lost in Translation) y juntos tienen un hijo de 3 años. En ese aspecto, es un poco más difícil. Estoy menos tiempo en casa. Antes, todos los días regresaba después del trabajo, jugaba con mi hijo, cenaba con mi esposa y nos contábamos cómo había estado el día. Me daba tiempo de podar mi césped o de holgazanear los tres juntos un fin de semana. Ahora llevo ausente varias semanas y solo estoy conectado por Face-Time. Tiene gracia, porque al mismo tiempo, ahora me pagan mejor, por lo tanto eso asegura un futuro a mi familia para pasar más tiempo de calidad juntos, aún si a veces se reduce la cantidad. Es un sacrificio, pero al mismo tiempo reditúa, así que no debo quejarme.

Igual, una parte del éxito invade la vida privada…

Sí, eso también. En lo que toca a mi vida íntima también noto la diferencia, porque la gente me detiene en la calle, quiere hablar conmigo, tomarse una foto, tener algo de mí. Es algo que me deja atónito, pero hay que tomarlo como lo que es, ser paciente y estar consciente de que no es para siempre. Cuando empecé, si iba a una premier o algo, y luego había ya sabes, un coctel o algo, charlaba con miembros de la prensa, así como ustedes, y me lo pasaba bien, éramos amigables. Ahora es diferente, y tengo que seguir cierto protocolo y es raro, porque no estás acostumbrado a tener que cambiar tu comportamiento. En realidad, sigo siendo el mismo. Y estoy seguro de que en su momento, todo volverá a ser como antes y está bien.

El éxito repentino desestabiliza, pero tú mantienes los pies en el suelo.

Hoy entiendo por qué hay gente que pierde el control con el éxito. Si no tuviera a mi esposa, a mi familia, creo que estaría en una situación peligrosa debido a la manera tan repentina en la que me llegó. Creo que tengo suerte, porque, aunque la fama me llegó casi de la noche a la mañana, llevo 15 años en la profesión. O sea, no me llegó siendo un adolescente inmaduro. Tengo suficiente experiencia como para no caer en una situación desagradable.

Además, haces labores filantrópicas.

Me da pudor hablar de eso. Es decir, si Dios me puso en esta posición no puedo hacer cualquier cosa. Tengo que aprovecharla para ayudar de la manera en la que pueda, y mi trabajo con los niños en hospitales es algo que me hace muy feliz, y es completamente al margen de mi trabajo en el cine. Creo que cualquiera que puede hacer algo por los demás, debe hacerlo.

Se dice que te pondrías los zapatos de Indiana Jones, en una nueva cinta de la franquicia…

Ha habido rumores sobre mi participación en la próxima Indiana Jones, pero solo son eso. A mí nadie me ha propuesto el papel, ni hay nada concreto. Es más, te voy a confesar algo que me da vergüenza (ríe). Hace apenas hace dos meses vi Cazadores del Arca Perdida por primera vez. Cuando era niño vi Indiana Jones y el templo de laperdición, pero no me acuerdo de gran cosa, no seguí nunca la serie. La verdad es que no hay nada sobre ello aún.”

Pero lo seguro es que participes en la nueva versión de Los Siete Magníficos.

Así es, que bueno que digas que es una nueva versión, porque no es un remake, es algo totalmente original. Son siete personalidades con una visión contemporánea y fresca de la historia. Es un western para el siglo XXI. Mi papel es algo similar al de Steve McQueen (quien actuó en la versión de 1960), pero no es el mismo, y estoy muy contento… Creo que no debo decir nada más…

Qué pasaría, Chris, si de repente, tal como llegó este éxito, se evaporase. ¿Tienes un plan B?

No pasaría nada. No puedo depender de un éxito taquillero, sea el que sea, para mantener mi carrera. Tengo una oportunidad y estoy muy contento de tenerla. Y si un día se acaba, pues tengo cosas más valiosas. Mi familia, sobre todo. Esa es mi verdadera prioridad.