ENTREVISTA | POR MIGUEL CANE

Chloë Grace Moretz Actriz

La protagonista del remake de la célebre cinta dirigida por Brian de Palma en 1976, afirma que por ser mujer, Kimberley Peirce, la directora, “comprende mejor el proceso de crecimiento y aislamiento de la conflictiva adolescente”

“Carrie fue todo un desafío”

 Chloë Grace Moretz (Atlanta, Georgia, 1997)
Chloë Grace Moretz (Atlanta, Georgia, 1997) (Cortesía)

México

Desde que era pequeña —apenas de siete años—, Chloë Grace Moretz (Atlanta, Georgia, 1997) se fue forjando un nombre en Hollywood al interpretar diversos papeles en varias producciones: llamó la atención con su rol de Hit-Girl en Kick-Ass, protagonizó en 2010 el melodrama de vampiros Let Me In y esto sirvió para que Martin Scorsese la eligiera para su cinta en 3D Hugo, y también para su papel en el elenco de Sombras tenebrosas, dirigida por Tim Burton. Ahora aborda su primer rol “adulto” como el personaje titular en la nueva versión fílmica del clásico de terror Carrie, dirigida por Kimberley Peirce (Boys don’t cry), y más apegada a la novela original de Stephen King. En la cinta, encarna a Carrie White, una adolescente en el último año de preparatoria, que vive muy aislada por su madre, una fanática religiosa (Julianne Moore) y es cruelmente acosada por sus compañeros del colegio, con devastadoras consecuencias para todos.

¿Carrie es un personaje difícil de interpretar?

Es el más vulnerable que me ha tocado, sin duda. Además, es el más diferente a mí, aunque algunas cosas coinciden conmigo, como la edad, por ejemplo. Yo también soy bastante tímida para hacer amigos, al igual que Carrie. No interactúo mucho con la gente. Creo que este es el personaje más inocente que he hecho, fue todo un desafío.

¿Por qué dirías que eres tímida, siendo una actriz de cine?

Creo que es porque, literalmente, he tenido que vivir una vida más “aislada”, en los sets de filmación. Mis amigas, en cambio, tratan todos los días con chicos y con amigos. En general, las personas que conozco lidian con diferentes cosas 10 veces más que yo, y así aprenden más rápido. Esto quizá se deba a mi forma de vida. Desde los nueve años he estudiado con tutores, así que no he tenido contacto con mucha gente. En eso sí entiendo cómo se siente Carrie.

¿Hay alguna transición que hayas debido hacer ahora que estás creciendo y que otras actrices de tu edad deban aprender?

Más que con la edad, creo que las transiciones tienen que ver con la forma en que te ves y la percepción que el público tiene. Si tengo 20 años, voy a parecer una chica de esa edad. No puedo aparentar ser menor. Si tengo 25, lo último que quisiera hacer es regresar en el tiempo. No por gusto he trabajado tanto para estar donde estoy ahora. ¿Por qué quisiera interpretar a un personaje más joven que yo? No obstante, es difícil decirles no a los papeles. El mercado de los 20 y 25 años es muy difícil. Tienes a Jennifer Lawrence y a Michelle Williams, actrices brillantes e increíbles. Tienes que buscar tu lugar, encontrar historias que te hablen.

¿De qué se trata esta historia para ti?

Es una historia sobre llegar a la mayoría de edad en muchas formas distintas. Carrie experimenta de manera traumática aspectos de la vida de una chica (la primera menstruación, la primera cita, el Baile de Graduación…). El mundo finalmente se abre ante ella cuando descubre su poder como mujer y las habilidades sobrenaturales que posee. Carrie es una chica demasiado amada por su madre, hasta el punto de no permitirle experimentar la vida. Esta relación, aunque es fuente de seguridad, también es tóxica e incita la lucha interna en Carrie. La rebelión contra su madre y sus nuevas vivencias con gente que la rodea provocan un resultado muy nocivo. Pues al ganar el control,  también lo pierde, y en qué forma.

¿Viste la película original de 1976 dirigida por Brian De Palma (Sissy Spacek en el rol protagónico de Carrie) para preparar este personaje?

Sé que Brian De Palma, Sissy Spacek y Piper Laurie hicieron un trabajo excelente, y que es un gran clásico, pero no quise ver la película original antes del rodaje porque deseaba interpretar una Carrie propia. La vi hasta que ya habíamos terminado de rodar y me impactó mucho, porque Kimberley toma la historia y le da una sensibilidad totalmente nueva. Son dos maneras distintas de contar una historia. Lo que sí hice, fue leer el libro de Stephen King.

¿Cómo encontraste al personaje en papel?

Siento que en el libro Carrie está condenada a la locura desde un principio y en la película tratamos de hacer que ella fuera más empática y piadosa con las personas que la odian, hasta el final, cuando ya no es posible. De otra forma creo que la película es una representación bastante fiel de la novela de King.

Las redes sociales y el ciberacoso tienen una presencia en la película.

En realidad no habría una descripción exacta de los modernos adolescentes y de la época actual sin que las redes sociales sean prevalentes en todas las áreas de su vida, igual que el ciberacoso, pues son parte del aspecto negativo de esto. La película no es una crítica social sobre ninguno de estos factores, pero contribuyen a la trama y a lo que ocurre con Carrie a la larga. Es verdad que la novela está ambientada en los setenta y eso no existía, fue la única concesión que hicimos a este periodo.

Un personajes clave en Carrie es su madre Margaret, encarnada por Julianne Moore.Tuviste escenas muy intensas con ella. ¿Cómo te sentiste?

Trabajar con Julianne es probablemente una de las experiencias más especiales que he tenido como actriz. Creo que no hubiera sido lo mismo sin ella, pues aporta a Margaret algo que nunca hubiéramos pensado. Casi te sientes mal por este personaje, lo cual es un nuevo giro. También está el aspecto maternal de su interpretación y creo que eso proviene de su experiencia debido a que tiene hijos propios. En esta versión, Margaret ama a su hija enormemente. Sin embargo, su profundo amor por ella hace que se comporte de esta manera. Carrie la quiere también, pero no está de acuerdo con su forma de vivir y la ruptura entre ambas es inevitable y brutal.

¿Qué tan importante fue tener una directora al frente de esta película?

Es interesante ver esta película narrada a través de los ojos de una mujer. Ella comprende muchos aspectos, porque pasó por ellos en su adolescencia. Así que fue genial trabajar con Kim, pues me pude relacionar con ella y nos compenetramos en esta película de manera muy orgánica. Nos entendimos bien y la película tiene mucho de su visión y de la manera en que nos acercamos a la historia. Contiene muchos elementos oscuros y horribles y violentos, pero al mismo tiempo tiene un aspecto casi romántico. El aspecto de telequinesis de la película podría haber sido un extraño elemento que nadie entiende, o este hermoso factor que le añadió una nueva dimensión a la película, y ¡eso es lo que hizo Kim! Ella tomó este elemento y lo hizo tan bello que cuando Carrie lo utiliza ¡no puedes evitar desear tener sus poderes! Ella no solo se convierte en mujer y empieza a descubrir quién es, sino que también se vuelve más fuerte cada día y aprende cómo usar su poder recién descubierto. Hay algunas tomas asombrosas cuando ella descubre lo que es capaz de hacer y la fuerza que tiene realmente. Eso hizo que contar esta historia, de esta manera, valiera la pena.