Cancelación de festival de metal, por incumplir con Protección Civil

El director de Protección Civil del Edomex, Arturo Vilchis, indicó que los organizadores del Hell & Heaven Metal Fest no presentaron la documentación necesaria para respaldar la seguridad en el lugar.
Hell & Heaven Metal Fest 2014.
Hell & Heaven Metal Fest 2014. (especial)

Ciudad de México

El director de Protección Civil del Estado de México, Arturo Vilchis, afirmó que la cancelación del evento Hell & Heaven Metal Fest 2014 se debió a que los organizadores no entregaron la documentación necesaria para respaldar la seguridad en el lugar.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula, Vilchis aseveró que se realizó un recorrido de carácter administrativo en la zona de Texcoco donde se realizaría el evento y se constató que en el lugar no existe ni un preparativo, por lo que se levantaron actas y se pusieron los sellos de cancelación correspondientes.

Precisó que durante su reunión con cuatro de los organizadores, éstos no le otorgaron un plan de la logística del evento o un croquis que detallará las zonas en las que se llevaría a cabo el concierto, la zona de acampar y la preparación de alimentos de las personas que pernoctarían en el lugar.

Detalló que no hay un programa de Protección Civil, ni brigadistas que demuestren su capacitación para controlar un contingente de esa magnitud.

“No vamos a improvisar ni a simular. Hemos vivido suficientes experiencias como para asumir otra de este tipo. No existe la seguridad para este evento y tenemos que tomar las medidas necesarias”, declaró.

Indicó que no existen las condiciones para aclarar la situación del evento y que el gobierno del Estado de México tiene como prioridad  salvaguardar la seguridad de las personas, por lo que no se llevará a cabo.

Puntualizó que el recorrido se realizó 10 días antes porque el marco jurídico así lo marca, ya que los organizadores tienen como límite esa fecha para presentar la documentación necesaria y ellos cinco días para hacer la revisión.

Además argumentó que la autorización del evento se pidió en materia de música y éste se ha ido diversificando, además de que se invitaba a la gente a acampar desde el 14, siendo que las fechas de realización eran el 15 y 16 de marzo.

Afirmó que la cancelación “no es un capricho”, sino que el festival incumplió con la Ley General del Código Administrativo.