Breaking bad se despide de la televisión con un Emmy

La serie que concluye su transmisión en unos días ganó el premio a Mejor serie dramática. Modern Family fue la mejor comedia.
Aaron Paul y Bryan Cranston protagonistas de Breaking bad.
Aaron Paul y Bryan Cranston protagonistas de Breaking bad. (Jordan Strauss/Invision/AP)

Ciudad de México

Breaking bad se despide de la televisión en lo más alto, y así lo reconoció el Primetime Emmy, al otorgarle el premio a Mejor serie dramática, venciendo a producciones populares como Game of thrones y favoritas de Emmy como Mad Men. Modern Family de nueva cuenta fue galardonada como Mejor comedia.

La ceremonia dio comienzo con Neil Patrick Harris y el tradicional monologo inicial, que giro alrededor de las posibilidades de la ver televisión en la actualidad, ya sea en un televisor o en los Google glass. Después vino una inesperada reunión de ex anfitriones del Emmy que buscaban dar consejos y opacar a Harris: Jane Lynch, Jimmy Kimmel, Jimmy Fallon y Kevin Spacey arrancaron las primeras risas de la noche.

El primer premio de la noche fue para la Mejor actriz de reparto en Comedia. En la terna se encontraba de nueva cuenta Sofía Vergara, con su cuarta nominación al premio por su participación en la serie Modern Family. Sin embargo, la ganadora fue Merritt Weaver por su actuación en Nurse Jackie. La actriz no tuvo tiempo más que para decir “Gracias”, por el atraso de la ceremonia.

Después el actor Tony Hale (Veep) vino a derrotar a los tres actores de Modern Family (Jesse Tyler Ferguson, Ed O'Neill , Ty Burrell) nominados en la categoría de Mejor actor de reparto en comedia. La serie sobre los diferentes tipos de familias se hizo de su primera estatuilla de la noche en el rubro de dirección.

El primer favorito de la noche que si ganó fue Jim Parsons, que se hizo de su tercer Emmy gracias al personaje de Sheldon, el físico genio en la comedia The big bang theory. Su personaje se ha convertido en uno de los consentidos del público actual, gracias a su ácida personalidad y el rigor con el que toma su vida. Notablemente contento, Parsons tomó el escenario del Emmy y recibió la estatuilla que ya había ganado en 2010 y 2011.

“Estoy muy consciente de qué tan afortunado soy, por el gran papel en el programa y por estar aquí y ser parte de este grupo fenomenal de gente. Muchas gracias, para mí es una tontería ponerse emotivo. Quiero agradecer a nuestro director, el elenco, mi manager, mi agente, gracias a todos”, dijo el actor.

Otras consentida en repetir su premio del año pasado fue Julia Louis-Dreyfus, que gracias a su actuación en la serie de HBO, Veep, ganó Mejor actriz en comedia “Me siento tan afortunada, casi no lo puedo soportar. Estoy agradecida de hacer reír al público, me encanta ganarme la vida así”, fue el discurso de la consolidada comediante.

El controversial segmento para recordar a los actores que fallecieron durante el año pasado concluyó en un actor haciendo un homenaje a través de un discurso. En el caso de Cory Monteith fue Jane Lynch quien tomó la palabra y dijo “Cory era un alma hermosa no era perfecto, como nadie lo es. Esta noche lo recordamos por lo que fue, a la generación que tanto lo amo, este joven merecía todo su amor”, dijo la actriz.

Por su parte Eddie Falco fue la encargada de brindar unas palabras a la memoria de James Gandolfini “Cuando uno ve gran arte a veces uno se olvida que tras de ese arte hay una persona con un instinto de la perspectiva personal, una que conmueve a la gente. James era una de esas personas. Era sumamente cálido con un gran corazón”

Una de las grandes sorpresas de la noche fue el triunfo de Jeff Daniels como Mejor actor de drama, por su trabajo en The newsroom, venciendo a tres grandes favoritos: Bryan Cranston, Damian Lewis y Kevin Spacey. Con humor, el actor recibió su premio.

“Usualmente no me gano nada, la última vez que gané algo fue hace dos años, el premio de la Asociación de personas retiradas y créanme, esto es mejor. Lo que uno tiene que hacer en esta carrera debe ser significativo”, dijo Daniels retirándose con una sonrisa.

Otro de los triunfos que acaparó la atención fue el de Michael Douglas, como Mejor actor de una miniserie película por Behind the Candelabra, donde dio vida a Liberace. El premio lo dedico a su co estelar, Matt Damon.

“Si hay alguien a quien le tengo que dar las gracias es a ti. Este es un trabajo doble, uno es tan bueno como su otra mano. Fuiste maravilloso y la única razon por la que estoy aquí es por ti, te mereces este premio. Donde quieres celebrar ¿Arriba o abajo?”, dijo Douglas en una broma sexual a su compañero, lo cual generó la risa de ambos y de todo el auditorio.

Los ganadores

Comedia

Mejor Serie: Modern Family

Mejor actriz de reparto: Merritt Weaver (Nurse Jackie)

Mejor guion: 30 rock

Mejor actor de reparto: Tony Hale (Veep)

Actriz principal: Julia Louis-Dreyfus (veep)

Actor principal: Jim Parsons (The big bang theory)

Mejor dirección: Modern Family

Miniserie o película en televisión

Mejor película: Behind the candelabra

Mejor actriz: Laura Linney (The big C)

Mejor guión: The hour

Mejor actor de reparto: James Coromwell (American horror story Asylum)

Direccion: Steven Soderbergh (Behind the candelabra)

Mejor actriz de reparto: Ellen Burstyn (Political animals)

Mejor actor: Michael Douglas (Behind the candelabra)

Drama

Mejor serie: Breaking bad

Mejor guión: Homeland

Mejor actriz de reparto: Anna Gunn (Breaking bad)

Mejor actor de reparto: Bobby Cannavale (Boardwalk empire)

Mejor actor: Jeff Daniels (The newsroom)

Mejor actriz: Claire Danes (Homeland)

Televisión de realidad

Competencia: The voice

Variedades

Mejor Guión: The Colbert report

Dirección: Saturday Night Live

Coreografía: Derek Hough

Mejor programa: The Colbert report.