Los escándalos del Ariel

Instaurados en 1946 para premiar lo mejor del cine nacional, los premios Ariel se han visto afectados a lo largo de su historia por una serie de críticas y ausencias.
El Ariel.
En los últimos años la entrega de los premios Ariel ha causado polémica. (especial)

México

El Ariel fue el premio que se instauró desde 1946 para premiar lo mejor del cine mexicano. Desde entonces la Academia y el premio que otorga han sido objeto de múltiples críticas por parte de los miembros del circuito fílmico nacional, lo que ha derivado en escándalos y negativas de directores y actores a participar en la premiación.

La 56 entrega del Ariel

2014- La entrada de la actriz Blanca Guerra como presidenta de la Academia, luego de que el director Juan Antonio de la Riva renunciara al cargo sin motivo aparente, no ha cesado las críticas.

 Entre los señalamientos que se realizan a la academia son la nominación de la película Workers en Mejor Música, cuando la mayor parte de la película está exenta de banda sonora.

Además, la  cena realizada con los nominados en el Hotele Geneve el pasado 7 de mayo, fue duramente criticada por la Red Mexicana de Periodistas Cinematográficos, pues aseguró que sólo tres medios fueron citados al evento, y ni siquiera la agencia de noticias mexicana, Notimex, fue convocada.

 Mañana se realizará la 56 entrega de los premios Ariel en el Palacio de Bellas Artes. En  Mejor Película compiten las cintas Heli, La jaula de oro, Club Sandwich, Los insólitos peces gato y No quiero dormir sola.

El caso Derbez

2013- Eugenio Derbez estrenó su ópera prima No se aceptan devoluciones, actualmente la cinta mexicana más taquillera de la historia del cine nacional.

Luego de su estreno, Derbez pidió a la Academia enviar su película a competir por el Oscar de Película Extranjera, pues consideraba que tenía lo necesario para ser representante de México. Sin embargo, el comité de selección envió a Heli de Amat Escalante, lo cual causó mucha molestia al actor.

Cuando se abrió la convocatoria para inscribir películas al premio Ariel, Derbez declinó participar y criticó a la Academia por ser excluyente y señaló que le tienen sin cuidado las premiaciones locales.

“Hubo varios comentarios de gente de la Academia, en contra de mi película, cuando deberíamos de ser una sola industria, y un solo cine.” 

Omisiones e injusticias

2013- Cuando se dieron a conocer las nominaciones las reacciones de la crítica y miembros del ambiente cinematográfico  también fueron negativas cuando se dieron a conocer las nominaciones.

En la categoría de mejor película no competía ninguna película 100 por ciento mexicana, todas eran co-producciones, como La Demora, El Premio y Los últimos cristeros.

Además de eso, en un año prolífico para el cine mexicano, las cintas Después de Lucía de Michel Franco y Post Tenebras Lux de Carlos Reygadas, fueron ignoradas de la categoría reina, en el caso de Reygadas no obtuvo ninguna mención, pese a que ambos trabajos triunfaron en el Festival de Cannes.

Ese mismo año, la ausencia de Cecilia Suárez de la categoría de Mejor Actriz por Nos vemos, papá causó reacciones negativas en los críticos.

Ese mismo año, la productora Ánima, que se ha encargado de desarrollar películas como Don Gato y La leyenda de la Llorona, anunció que dejaría de participar cuando sus películas no aparecieron en ninguna categoría.

“"Con esto y otras omisiones a películas importantes como la de Carlos Reygadas, el Ariel pierde credibilidad", aseguró Fernando de Fuentes, director de la productora.

2012- Se desató la polémica cuando Pastorela de Emilio Portes triunfó en la categoría de mejor película, aún cuando Miss Bala de Gerardo Naranjo, seleccionada en Cannes, competía por el premio y se fue de vacío. La reacción negativa de la crítica tampoco se hizo esperar.

El incómodo 2009

Durante la ceremonia de 2009, en la cual triunfó la cinta Lake Tahoe de Fernando Eimbcke, se vivieron momentos ríspidos.

La usencia de varias películas en la terna de mejor película, en específico Arráncame la vida, película que fue elegida para competir por el Oscar y una de las más taquilleras del año, y de su protagonista Daniel Giménez Cacho en la categoría de Mejor actor, generó un malestar entre la prensa especializada, actores y cineastas que explotó durante la entrega de premios en el Auditorio Nacional.

Giménez Cacho, quien fue encargado de entregarle el Ariel de Mejor Actor a Mario Zaragoza por Desierto adentro, leyó una carta firmada por actores y productores.

“Pedimos una refundación de la Academia para hacerla más plural, incluyente y democrática" y más acorde con los nuevos tiempos, porque actualmente no representa con justicia a la mayoría de los profesionales del cine mexicano”, dijo.

Al terminar se escucharon gritos de apoyo a su favor.

Al día siguiente, Pedro Armendáriz Jr., entonces presidente de la Academia, anunció que habría cambios en el sistema de nominaciones.

Los que se han negado a participar

Debido al criterio de selección de la Academia muchos cineastas, productores y actores han decidido no participar en la competencia.

2007- La productora, Malayerba producciones, encargada de películas como Mezcal, también decidió retirarse de la competencia de premios.

2002- Los productores de Y tu mamá también, cinta dirigida por Alfonso Cuarón, y El espinazo del diablo de Guillermo del Toro, decidieron no concursar debido a que se sintieron desairados, pues la Academia no los envío a concursar al Oscar.

1998-  Arturo Ripstein prohíbe que sus películas se inscriban a la competencia.

El director de El castillo de la pureza, quien será galardonado con el Ariel de Oro por su trayectoria en la ceremonia de mañana, ha criticado que en la ceremonia se condecore a cineastas comerciales como Mario Almada y alega que la Academia no debería dar solamente premios sino cuidar el patrimonio fílmico mexicano.

El primer gran escándalo

1958/1972-  Debido a que el cine nacional comenzaba a resentir la crisis pasada la ápoca de oro, se decidió suspender la premiación.

Los registros señalan que se debió a un pleito entre productores y cineastas, lo cual llevó a la cancelación del evento.

Las estatuillas no volvieron a ser entregadas hasta 1972, dejando casi 15 años sin otorgar el reconocimiento a lo mejor del cine. Para cuando regresó, el declive del cine mexicano había comenzado.