Los Ángeles Azules, leales a sus raíces

La agrupación, que ha retomado el camino del éxito, no cambia ni su lugar de origen ni su ritmo.

México

Iztapalapa y la cumbia son los principales orgullos de Los Ángeles Azules, quienes en más de cuatro décadas de trayectoria nunca han abandonado su lugar de origen, ni el género que los vio nacer artísticamente en la década de los 70.

 

De hecho, es en el atrio de la iglesia del barrio de San Lucas, en Iztapalapa, donde los músicos compartieron con ¡hey! “el orgullo que nos da decir que somos, crecimos y nos vamos a morir en Iztapalapa. Aquí, donde siendo muy niños, empezamos la carrera que nos ha dado muchas satisfacciones, a pesar de que no ha sido tan fácil alcanzarlas”, dice Pepe, uno de los seis hermanos Mejía Avante que integran la agrupación, que el próximo viernes se presentará en el Palacio de los Deportes.

 

Acompañado por Elías, Jorge, Guadalupe y Griselda continúa compartiendo los recuerdos, mientras dirige su mirada a la explanada de la delegación, que queda a unos cuantos metros.

 

“Ahí tocamos muchas veces, pero cuando iniciamos con el grupo pensamos que nunca íbamos a llenar, y después con el paso del tiempo la gente no cabía. La vez pasada que tocamos, el autobús lo meneaban porque la gente ya nos quería escuchar tocar. Aquí siempre hemos tenido mucho apoyo, dicen que nadie es profeta en su tierra, pero nosotros sí”, dijo.

 

Elías, quien en la cita se adelantó para pedir permiso para hacer las fotos en el atrio y en la agrupación se ocupa del bajo eléctrico, aprovecha el comentario de su hermano para añadir.

 

“Además de Iztapalapa hemos salido a todos lados. Primero tocamos en la delegación, después fuimos a otras, como Xochimilco, Tláhuac; más adelante, ya salimos al Estado de México, a Guanajuato, a San Luis Potosí; y después a Bolivia, Paraguay y Argentina. De modo que Iztapalapa ha sido nuestro punto de partida para llevar la cumbia por todos lados”, señaló.

 

Aunque en ese andar reconocen que “no siempre nos ha acompañado el éxito”, como el que “disfrutan” tras su intervención en el Vive Latino, los duetos que han hecho con Saúl Hernández, Ximena Sariñana, Vicentico, y más recientemente su mancuerna con la Orquesta Sinfónica Nacional.

 

Esto porque aunque ahora vuelven a sonar constantemente en la radio, son entrevistados por todos lados y el público demanda su actuación, en la historia que han escrito han tenido que superar varios  obstáculos, como sucedió en la década de los 90, “cuando se cae la cumbia y entra la salsa y la banda, eso fue lo más difícil, porque ya no había trabajo, porque existían otros géneros musicales. Fue difícil porque el grupo era familiar, y ya no había trabajo y se vinieron complicaciones económicas”, aseguró.

 

Sin embargo, los hermanos Mejía se mantuvieron leales al género que ya les había dado fama; de hecho, Pepe destaca que su misma compañía, Discos Sabinas, en ese entonces, “nos fue bajando por meter el pasito duranguense, pero no nos dejaba ir porque decían que éramos un grupo de éxitos, un foquito en medio de la oscuridad del género”.

 

Obviamente los ingresos bajaron, especialmente porque “en las presentaciones ya no es lo que tú quieras tocar, sino lo que el empresario te quiera dar, de ese tamaño, porque  ya no estás en la tele o en la radio”, enfatiza el músico.

 

Pero ése tampoco fue motivo para que la agrupación cambiara de género o probara en otros ritmos; no obstante, en la lucha por volver a sobresalir se produce la idea de “reinventar la cumbia, un proyecto que veníamos trabajando cuatro años antes de que nos presentáramos en el Vive Latino, porque el músico tiene que asumir riesgos, enfrentar retos, y nosotros lo hicimos al hacer mancuernas con los rockeros y nos resultó y hoy en día nos ha vuelto a colocar en la cima del éxito. Un éxito que no sabemos cuánto va a durar o si algún día va a desaparecer, porque eso es el éxito, hoy estás, mañana ya no, lo sabemos porque ya lo vivimos, por eso a diferencia de hace años, hoy sí lo estamos disfrutando con esa conciencia”, enfatizó Pepe. 

 

:Claves

Lo que viene

El próximo viernes, el grupo se presentará en el Palacio de los Deportes, en lo que será su gran cierre del año, tras su presentación en el Vive Latino, El Plaza Condesa y los Estudios Churubusco, donde grabaron con la Orquesta Sinfónica Nacional.

 

Aunque las mancuernas musicales que han hecho con Saúl Hernández, Ximena Sariñana, Jay de la Cueva y Camilo Lara siguen dando éxito a la agrupación. Jorge, quien es el autor de muchas de sus canciones, ya prepara temas para una próxima grabación.