600 millas y La delgada línea amarilla triunfan en el FICG

Esta noche se hizo entrega del Premio Mezcal a la Mejor Película Mexicana del cineasta Gabriel Ripstein.
Con la premiación finalizó la edición número treinta del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.
Con la premiación finalizó la edición número treinta del Festival Internacional de Cine en Guadalajara. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

La edición número treinta del Festival Internacional de Cine en Guadalajara culminó con la entrega del Premio Mezcal a la Mejor Película Mexicana para 600 millas, del novel cineasta Gabriel Ripstein, y cinco reconocimientos para la ópera prima de Celso García, La delgada línea amarilla.

Michel Franco, productor de 600 millas comentó que le place recibir este premio por parte de un jurado conformado por las nuevas generaciones de cineastas, "no es el impulso del Berlín (donde ganó prestigio), me imagino que los treinta jóvenes del jurado se pasan eso por el arco del triunfo.

"Lo que me parece increíble es que el jurado del FICG sea tan diverso y joven, ellos son los que hoy agarran la cámara y mañana nos van a sorprender, claro fue increíble que en Berlín los grandes cineastas nos hayan reconocido, pero que jóvenes la vean con este sentido es especial", dijo Michel Franco.

La edición treinta del FICG estuvo cobijada por la visión de nuevos cineastas, pues al igual que Gabriel Ripstein triunfó con su ópera prima, lo hizo Celso García con La delgada línea amarilla, cinta producida por Guillermo del Toro, Bertha Navarro y Alejandro Springall que obtuvo cinco estatuillas.

"Nos dieron Mejor Guión, Premio Especial del Jurado, Premio Infinitum del Público, Guerrero de la Prensa y Premio de la Academia Jalisciense de Cinematografía, estoy como novia de pueblo dándome a desear con los distribuidores, para ver qué salida tendremos, me gustaría en septiembre", dijo Springall.

En la categoría de Premio Mezcal, Shih y El tiempo suspendido obtuvieron una mención especial; por su parte, la cinta guatemalteca Ixcanul obtuvo el premio a la Mejor Película Iberoamericana y Mejor Director; el premio de Mejor Ópera Prima Iberoamericana fue para El patrón.

Como Mejor Actor y Actriz Iberoamericanos, que este año fue para Joaquín Furriel, por su trabajo en El patrón y Claudia Muñiz por su entrega laboral en Venecia.