Monsanto, 8 años en el top

La empresa fue reconocida a nivel nacional y por cuarto año consecutivo entró en la lista de las 25 mejores empresas para trabajar en el mundo.
Manuel Bravo, director de Monsanto para Latinoamérica Norte
Manuel Bravo, director de Monsanto para Latinoamérica Norte (Foto: Cortesía)

Horarios laborales flexibles, programas de desarrollo y capacitación para empleados, eventos de integración y programas de seguridad y salud ocupacional fueron algunas de las iniciativas de Monsanto que fueron evaluadas y que colocaron a la empresa entre las mejores para trabajar de México.

Monsanto obtuvo por octavo año consecutivo el reconocimiento de Great Place To Work como una de las empresas con mejor ambiente de trabajo a nivel mundial y, en el ranking 2016 de México, logró el lugar 22 de los 100 corporativos calificados.

De acuerdo con Monsanto la clave para permanecer como una de las mejores empresas para trabajar ha sido la mejora de sus prácticas de recursos humanos, así como el compromiso permanente con su política de ética, derechos humanos, seguridad laboral y ocupacional.

Manuel Bravo, director de Monsanto para Latinoamérica Norte, señaló afirmó que “nuestra propia definición de un excelente lugar para trabajar es aquel donde los objetivos de la organización se cumplen, pero también en donde las personas dan lo mejor de sí, trabajando en equipo y en un ambiente retador y de confianza. El mejor lugar para trabajar lo construimos todos los que formamos parte de la gran familia Monsanto: en oficinas corporativas, en nuestras diferentes plantas, campos de producción y centros de investigación.”

El director señala que entre las prioridades de la empresa se incluye la captación y el desarrollo de capital humano: “estamos conscientes de que la competencia para la atracción y desarrollo de talentos cada vez es mayor, por lo que mantenemos programas de capacitación continuos dentro de la organización, en beneficio de nuestra planta laboral y en busca de incrementar la productividad y eficiencia de las operaciones”, dijo.

Además, resaltó que tienen convenios educativos con universidades y escuelas técnicas, donde se ofrecen una amplia variedad de seminarios técnicos, administrativos y de profesionalización, así como maestrías, educación continua y conferencias, en función de los niveles operativos de la organización.

La empresa ofrece también horarios escalonados para sus empleados y oportunidades para realizar trabajo en casa de acuerdo a los arreglos establecidos entre los gerentes y sus equipos. “Queremos seguir implementando iniciativas que beneficien a toda la organización, ofreciendo oportunidades, programas y procesos para seguir haciendo de Monsanto un gran lugar para trabajar. Los mejores lugares para trabajar se construyen día a día, con la voluntad que todos ponemos para lograrlo”, mencionó Bravo.

Así como Monsanto fue reconocido a nivel nacional, la empresa fue incluida en 2015, y por cuarto año consecutivo, en la lista de las 25 mejores empresas multinacionales para trabajar, al cumplir con el requisito de aparecer en al menos cinco listas nacionales de Great Place to Work (Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Costa Rica, Francia, Guatemala, India, Italia, y España).

De igual forma, en la región, el año pasado Monsanto se situó en el lugar número diez como empresa multinacional en Latinoamérica. En Centroamérica y el Caribe, Monsanto se ubicó como la cuarta empresa multinacional. Por su parte, en Costa Rica fue elegida como la segunda mejor empresa para trabajar, mientras que en Guatemala subió tres lugares y fue la sexta en la lista.

Great Place to Work basa su evaluación en las relaciones de confianza que se construyen entre sus colaboradores y líderes. La confianza es el eje fundamental que caracteriza a un excelente lugar de trabajo, la cual se genera a través de la credibilidad con los líderes, el respeto con el que se trata a los empleados, y la justicia con la que esperan ser tratados.

El ranking es el resultado de un riguroso proceso de análisis de las opiniones de los colaboradores y la cultura corporativa de las empresas evaluadas, realizado a través de una encuesta que aborda cinco dimensiones que conforman la visión del colaborador, a la par de una revisión del ambiente de trabajo que incluye nueve áreas definidas en la visión del líder.