Trabajo sin discriminación

La persona y los valores universales son el centro de la cultura laboral de Gentera, la Mejor Empresa para Trabajar 2015 de México.
Myriam encontró una empresa donde combina su desarrollo profesional y personal y es feliz.
Myriam encontró una empresa donde combina su desarrollo profesional y personal y es feliz. (Foto: Cortesía)

Myriam Buitrón es actuaria y líder de Innovación de Nuevos Productos en Gen­tera, grupo de servicios financieros con más de 20,000 colaboradores. Entró a la empresa en 2009 como coordinadora y tuvo una carrera ascendente hasta llegar a la subdirección de Riesgos.

Hace seis meses, después del nacimiento de su segunda hija –y de gozar de un periodo de maternidad extendida de 42 días que da la empresa– la ejecutiva se inscribió al programa Pull de Talento. Este plan promueve la movi­lidad laboral con oportunidad de participar en proyectos con flexibilidad de horario. Ahora, con el mismo nivel de subdirección, coordina un proyecto de innovación de riesgos.

“Los proyectos los asignan un grupo de directores que revisan el perfil de la perso­na y le otorgan el proyecto más retador para incentivar su crecimiento y por supuesto, el negocio”. Buitrón se siente “feliz” en Gentera. Dice que su compromiso con la empresa es “enorme” porque le permite un desarrollo in­tegral. “Cuando fui mamá por primera vez fue más difícil porque no había tantas políticas que me facilitaran cumplir con mi desempeño y a la vez con el rol de mamá”.

Gentera, el grupo financiero que integran las microfinancieras Compartamos Banco, Aterna y Yastás, en México, y Compartamos en Perú y Guatemala, es la Mejor Empresa para Trabajar en México según el ranking GPTW 2016, en la categoría de más de 5,000 colaboradores.

La empresa cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores desde 2010, tiene más de 17,000 cola­boradores en el país y pertenece al ranking GPTW desde hace 10 años. En la última edición del distintivo obtuvo también un reconoci­miento en la dimensión de Imparcialidad, que se refiere al sentido de justicia dentro de la organización, a través de mecanismos que aseguran la equidad y la transparencia.

Una de las prácticas más destacadas del grupo es su filosofía de igualdad, basada en la persona y en su capacidad de autorrealiza­ción. El marco de esta filosofía es el valor de la diversidad. “Ofrecemos igualdad de opor­tunidades a nuestros clientes y colaborado­res, sin discriminación de género para que se desarrollen y fortalezcan a sus familias”, dice María del Carmen Calcaneo, directora de Personas de Gentera.

La estrategia de Equidad de Género tiene tres procesos que garantizan una cultura de inclusión: ofrecer a los colaboradores un excelente lugar para trabajar con igualdad de oportunidades tanto de crecimiento como de desarrollo, atraer y retener talento sin im­portar el género y contribuir al bien de la sociedad impulsando iniciativas de inclusión.

Bajo este esquema, en la empresa existe igualdad en las condiciones de trabajo para los dos géneros y una evaluación de posiciones que ha permitido eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En lo que se refiere a las condiciones de trabajo, todos los colaboradores tienen un “combo”, es decir, un plan de beneficios he­chos a la medida de sus necesidades. De esta manera cada persona diseña su paquete de beneficios, con seguros y otros servicios, se­gún sus necesidades.

 La maternidad es otro tema importante en la empresa. El programa Cuna está enfocado en los cuidados para el nacimiento con vales, apoyo económico y, sobre todo, trabajo flexi­ble. Además de los derechos marcados por la ley, los padres pueden tomar 10 días de gracia o 20 días con media jornada. Las madres tiene opción a trabajar seis horas en la oficina y dos en casa, o tomar tres semanas para extender su periodo de maternidad

Gentera es la primera empresa de servicios financieros en México que recibe la certificación EDGE en igualdad de género, un sello lanzado en el Foro Económico Mundial en 2011 que re­conoce las mejores prácticas del mundo. “Desde hace 25 años la persona es lo más importante, por lo que no es nuevo nuestro compromiso por ofrecer un ambiente equitativo que permita el desarrollo de nuestros colaboradores, sin distin­ción de sexo”, afirma Calcaneo.