• Regístrate
Estás leyendo: México vence 1-0 a Alemania en debut del Mundial
Comparte esta noticia

México vence 1-0 a Alemania en debut del Mundial

Un gol de Hirving Lozano le dio a la selección mexicana sus primeros tres puntos de la Copa del Mundo ante la campeona en Brasil 2014
1 / 3
Publicidad
Publicidad

Las lágrimas de Javier Hernández rodaban a un lado del abrazo que se daban Juan Carlos Osorio y Rafael Márquez. Enfrente de ellos Carlos Salcedo mostraba el músculo, mientras Guillermo Ochoa miraba hacia el cielo con aspecto incrédulo. México le ganó en el Mundial 1-0 a la actual campeona del mundo Alemania, con un futbol dinámico y vertical en el primer tiempo, y muy inteligente en el segundo.

Los rostros de felicidad en el Estadio Luzhniki eran la constante. Y los jugadores no podían omitir el apoyo que tanto les dieron sus seguidores, se acercaron a la tribuna y se quedaron un buen rato escuchando la ovación de su afición.

El Tricolor gustó en el primer tiempo, brilló de la mano de Hirving Lozano, el mejor futbolista que tiene el combinado en la actualidad, y no solo por el gol, sino por la personalidad que se le vio dentro de la cancha. Tiene una velocidad que marea a cualquier defensa. Este domingo esquivó bien al rival y remató cuando le fue preciso.

No podía ser otro el que desatara el momento más pasional de los mexicanos en el duelo contra Alemania. Al minuto 35 Lozano recortó bien y con toda la frialdad, se paró frente a Neuer y concretó el tanto que tanto habían buscado.

Juan Carlos Osorio cerró los puños, se agachó y comenzó a balancear los brazos ante la mirada de Oribe Peralta y Marco Fabián. Enseguida, corrió a su banca, tras unos instantes salió y le dio indicaciones a Ochoa, mientras sus jugadores seguían con el festejo.

Por cierto, el colombiano se inclinó por salir con dos contenciones. Un sistema que había ensayado en los entrenamientos, pero en los que también en varias ocasiones se le vio con uno solo.

Hirving Lozano tuvo la primera de peligro, luego de un pase filtrado de Carlos Vela. Lamentablemente su tiro no llegó a lugar deseado. Enseguida, Alemania respondió con un tiro cruzado de Timo Werner que pasó a un lado del porste derecho de Guillermo Ochoa. Alemania quería enfriar el duelo, pues los mexicanos habían salido con mucha energía. Paseaban el balón de un lado a otro.

El entrenador Juan Carlos Osorio gritaba desde su área, pues el rival ya pisabad de manera constante su área.

Un tiro suave de Mats Hummels lo anterior, pero para su buena fortuna Guillermo Ochoa estaba atento. La oportunidad para los mexicanos llegó con un tiro libre que cobró Miguel Layún. Su disparo se fue por encima de la portería.

De repente, el Tricolor comenzó a tener el balón, y se reflejó en una jugada en la que Héctor Herrera sacó un tiro potente que Neuer controló sin problema. Los alemanes jugaban a su ritmo, sin precipitaciones.

México ilusionaba a los seguidores que no dejaban de alentar, y que ahora sí, no gritaron aquella frase que ha sido prohibida y que se lanzaba cada vez que despejaba el portero rival. Carlos Vela salía con el balón en las piernas entre dos rivales, la pasaba para Lozano, quien hacía lo mismo, pero no encontraban la forma de anotar. Eso sí, le complicó en varias ocasiones a Kimmich.

Osorio manoteaba, se agachaba mientras caminaba a la esquina contraria de s área, y luego aplaudía las buenas jugadas.

México era vertical, dinámico. Con jugadas como en la que arrancó a toda velocidad Lozano desde el círculo central, se la mandó a Herrera y éste, con todo y un ligero tropiezo, la abrió a la derecha para donde se encontraba Javier Hernández, quien ya no pudo finiquitarla. Los centros aéreos no funcionaban muy bien, no había quien rematara.

Werner de nueva cuenta ponía en aprietos a Guillermo Ochoa, quien detuvo bien el tiro raso del alemán. México llegaba una y otra vez, con un buen toque, pero muy mala definición. No elegían bien a la hora de culminar.

Osorio se hincaba de nueva cuenta pensativo ahí en su área técnica. Se ponía las manos en la cabeza justo cuando Carlos Vela estrellaba el balón en un rival. Como cuando Layún prefirió tirar que mandar el centro a Vela que ingresaba al área solo.

Después del gol de Lozano al minuto 35, la siguiente jugada que podía poner el empate fue en la que Toni Kroos sacó un tiro que al final se estrelló en el arco.

Luego de eso, Alemania, obligado, buscó el empate. Los de verde buscaron entonces los resquicios que dejaban atrás para intentar ampliar el marcador. Así fue como Vela logró un tiro que dio otro susto.

La segunda mitad distó mucho, al menos en el arranque. La actual campeona del mundo, por supuesto, se fue al frente. México aguantó defendió e intentó aprovechar algún descuido.

Una de las más claras en esos momentos la tuvo el Chicharito, quien tras un contragolpe mandó un centro con mucha fuerza, por lo cual Vela, quien entró solo, no alcanzó la bola.

Müller tira y Ochoa estaba atento, aunque ya se había marcado fuera de lugar.

Los cambios comenzaron. Entró Edson Álvarez y salió Vela, quien no se veía muy feliz. Los mexicanos se levantaron de su butaca cuando el balón le llegó a Kimmich y éste intentó una chilena que pasó cerca de la portería de Ochoa.

Alemania ya estaba encima, por supuesto, los nervios emanaban de los mexicanos. Sus rostros de tensión eran el reflejo de lo que sucedía en la cancha. Y más aún cuando veían que elementos como Draxler y Müller se ponían de frente al marco de Ochoa, y sin mucha presión disparaban. Para su buena fortuna, la puntería no ayudó al enemigo

Lozano se fue del campo y su lugar lo ocupó Raúl Jiménez.

Reus estrelló el balón en el rostro de Gallardo, pero el rebote le volvió a quedar al futbolista quien tampoco en su siguiente tiro fue certero.

En el último cambio del equipo mexicano ingresó Rafael Márquez y salió Andrés Guardado. Los alemanes no quitaban el dedo del renglón. Una y otra vez dispararon a la puerta azteca, lo intentó Draxler, Müller, Werner, y ninguno conseguía el empate. El estrés para los mexicanos aumentaba, había mucha presión.

Al final, ni Neuer, quien se fue al frente con la esperanza de conseguir en un remate el empate, logró la hazaña que tanto buscaba Alemania. México conseguía un resultado histórico y sus primeros tres puntos del Mundial.

¡Apoya al Tri este 2018!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.