• Regístrate
Estás leyendo: La selección mexicana, con dos plantillas en disputa
Comparte esta noticia

La selección mexicana, con dos plantillas en disputa

El actual proceso del combinado nacional combina a un par de generaciones con 10 años como gran diferencia, como Chicharito como referente; el recambio lo encabezan Diego Lainez y otros más
Publicidad
Publicidad
FC Schalke 04
Gelsenkirchen
19 de Diciembre
Fortuna Düsseldorf
Düsseldorf
19 de Diciembre
Borussia Mönchengladbach
Mönchengladbach
19 de Diciembre
FC Bayern Munich
München
19 de Diciembre
VfL Wolfsburg
Wolfsburg
19 de Diciembre
SC Freiburg
Freiburg im Breisgau
19 de Diciembre
Mundial de Clubes
Abu Dhabi
19 de Diciembre

El final de la Copa del Mundo en Rusia arrojó varias conclusiones sobre la selección nacional, sin mencionar las críticas para Juan Carlos Osorio, el responsable de la dirección técnica; una de las más importantes conjeturas pasaba por la capacidad, cuestionada, del grueso del plantel y los comentarios sobre el relevo generacional que tendría que venir después del frío Mundial en tierra de Vladimir Putin. 

La camada encabezada por Javier Hernández, Carlos Vela y Giovani dos Santos, al parecer, se despidió de las grandes gestas con la indumentaria tricolor en el pecho y lo hizo con la deuda del quinto partido. Durante prácticamente tres Copas del Mundo, de 2010 a 2018, la generación de Hernández y compañía protagonizó gran parte de las convocatorias y encuentros de la selección mexicana. Y a pesar de que el resultado fue el mismo en Sudáfrica, Brasil y Rusia, todo parece indicar que ahora sí, el relevo está pactado

Con figuras nacientes como Diego Lainez, Roberto Alvarado y Jonathan González, aunque sin los cetros que se consiguieron en el Sub 17 del 2005, los nuevos estelares buscan afianzarse, consolidarse en el camino a nivel de clubes y posteriormente en la selección. 

El camino ha comenzado ya para la nueva camada. Bajo la dirección técnica, interina, de Ricardo Ferretti, una dolorosa derrota frente a Uruguay (4-1) fue el estreno de gran parte de los muchachos. 

Los charrúas se tomaron muy en serio el ensayo, con estelares como abanderados, como Luis Suárez, que marcó un doblete y asistió, con un centro de rabona para el cuarto tanto. 

Aún así, los dos jóvenes que más llamaron la atención fueron, precisamente, Diego Lainez y Roberto Alvarado, que más de una vez tomaron la pelota y enfrentaron con seguridad a sus marcadores cercanos

"Me voy tranquilo por lo futbolístico, por lo mostrado por los chavos", comentó el Tuca al término del encuentro y sin importar la goleada de por medio. 
"Fue un sueño hecho realidad; desde niño soñaba con debutar con la selección mayor y hoy se cumplió. Traté de mostrarme, de abrir espacios y como me dijo el profe, intenté mostrar lo que soy capaz de hacer", arremetió el propio Lainez, que ingresó a la cancha del NRG Stadium, en Houston. Diego miró hacia el cielo, dedicó algunas palabras y levantó las manos ante de seguir su camino y repartir indicaciones. 

En cada proceso mundialista las expectativas se renuevan, rejuvenece la esperanza del aficionado nacional por cumplir con el gran objetivo trazado desde hace varios años: trascender en una Copa del Mundo, arribar al mentado quinto encuentro en el torneo internacional; hoy, de nuevo vuelven a gestarse modificaciones en la plantilla nacional, al menos eso reflejó la primera lista oficial que ventiló Ferretti y que fiel a su estilo dijo

"Para qué quieren que llame a los 'europeos', si ya sé lo que me pueden dar; sería pan con lo mismo; hay que ver a estos chavos". 

En cuanto a las comparativas entre una generación y otra, la camada saliente acumula presencia de 18 torneos oficiales con la selección mexicana, en la que completa también, siete títulos, tres de ellos son de la Copa Oro, en diferentes ediciones y los cuatro cetros restantes, se dieron con límite de edad: el Mundial Sub 17, Juegos Panamericanos, Esperanzas de Toulon y la inolvidable medalla de oro en Londres, en el 2012

Fuera de esto, las desilusiones refuerzan las palabras de Guillermo Ochoa tras la reciente derrota ante Uruguay: "No hemos ganado nada; debemos jugar como un equipo chico". 

De la actual camada, la de Lainez y demás, comenzó su camino en el 2015, con la participación en el Mundial Sub 17; un par de años después se repitió participación en el mismo torneo y de igual manera en el Sub 20. En lo que va del 2018, deslumbraron en el Esperanzas de Toulon, donde Diego y Roberto Alvarado atrajeron la atención de la Roma y el Manchester United, según reportes. 

En el torneo francés sucumbieron en la final, frente a Inglaterra y semanas después, quedaron en fase de grupos de los Centroamericanos. Hoy, la responsabilidad es mayúscula. 

DEJAN PENDIENTES 

Y sí, este grupo participó en 18 torneos oficiales, desde Perú 2005 y hasta la última Copa del Mundo. El gran conflicto fue que en los escenarios de exigencia mayúscula, los resultados siempre fueron los mismos, muy similares. 

Tres Copas del Mundo, con saldo de octavos de final al hilo; tres Copas América, con una clasificación a cuartos de final como el máximo alcance posible: dos apariciones en Copa Confederaciones, llegando a semifinales en la última edición (2017), como el mejor dividendo de una camada que no se afianzó de acuerdo a su calidad. 

EL ÉXITO INFANTIL 

Hace casi trece años, un puñado de jóvenes le dieron a México una de las más grandes satisfacciones al balompié nacional. Una selección infantil dirigida por Jesús Ramírez conquistó el primer título Sub 17 en la historia del país, a la espera de que los años y el mismo futbol protegieran el talento de este grupo y con ello, se convirtieran en el mañana del máximo representativo

En algunos casos, así fue. Héctor Moreno, Carlos Vela y Giovani dos Santos se mantuvieron desde entonces y hasta Rusia 2018, en el cuadro tricolor, que ha iniciado el camino hacia Qatar 2022 sin su presencia. 

LA LEGIÓN EUROPEA 

Y aunque los resultados a nivel selección no se dieron como esperaban, esta generación se distinguió siempre por su insistencia de partir hacia el futbol europeo, para seguir su camino en Ligas de mayor calidad que la local. 

A Rusia, la mayoría de ellos llegaron con presencia en el Viejo Continente, pese a que ejemplos como el Javier Hernández apuntan a un declive natural. Con el West Ham, Chicharito ni siquiera es titular; mientras que Giovani dos Santos y Carlos Vela renunciaron al otro lado del charco desde hace algunos años, para recalar en la MLS, donde son irregulares. 

CON INEXPERIENCIA 

Si se puede considerar dentro de lo negativo, el mismo Ricardo Ferretti advertía en la conferencia de prensa post partido contra Uruguay, que la intensidad con la selección mexicana encaró el duelo frente a los charrúas, también les jugó en contra en los momentos de mayor ansiedad, pues "hizo falta calma". 

Esto último es tal vez el principal efecto que podría afectarle a una camada incipiente. La inexperiencia se cura con el tiempo, reza un viejo adagio… Esta plantilla deberá acostumbrarse a escenarios que está por conocer y solo entonces se sabrá si puede dar el ancho

MUCHA EXPECTATIVA 

Otro de los factores, para bien y para mal, es todo el entorno que rodea a jóvenes que apenas rebasan la mayoría de edad y que cuentan con fama nacional. Medios de comunicación y la propia afición han sido encargados de colocar a promesas como Lainez y Alvarado en una palestra protagónica, que podría perjudicarles si no están listos mentalmente, o bien, beneficiarles si cuentan con el carácter y aplomo en las piernas. 

Ya lo decía un ejemplo favorable en la cancha, Cuauhtémoc Blanco: 

"Yo cuando mejor jugaba, era cuando más presión tenía sobre mí". 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.