• Regístrate
Estás leyendo: Hugo Sánchez, de víctima de racismo a critico de técnicos extranjeros
Comparte esta noticia

Hugo Sánchez, de víctima de racismo a critico de técnicos extranjeros

Cuando fue jugador, Hugo era blanco de burlas xenófobas; hoy en día, es un ávido crítico de estrategas foráneos que llegan a la selección mexicana
Publicidad
Publicidad

Si algo ha caracterizado a Hugo Sánchez en los últimos años, son sus críticas hacia los técnicos extranjeros que han tomado las riendas de la selección mexicana. 

El ex entrenador de Pumas y el Tri le dio una hostil bienvenida a Gerardo Martino como nuevo estratega del conjunto nacional, pues para él, el combinado debe ser dirigido por una persona de este país. 

“Como persona y profesional, mis respetos. Bienvenido al futbol mexicano si dirige a un equipo. Pero, para mí, no es bienvenido a la selección nacional porque tiene que ser dirigida por un mexicano. Lo he dicho y lo seguiré defendiendo”, dijo el ex jugador del Real Madrid durante una transmisión en ESPN, donde colabora. 


Y tal como él lo dijo, no es la primera vez que expresa su opinión con los timoneles foráneos. Juan Carlos Osorio, antecesor del Tata en este puesto, también fue blanco de las críticas de Hugol. ¿Las razones? Las mismas que con Martino: su nacionalidad. 

“El entrenador es colombiano y su forma de formar al equipo no nos gusta a los mexicanos. Rota demasiado. Es difícil reconocer en eso una forma de jugar. Eso no alcanza para un Mundial. La gente no está satisfecha”, dijo Hugo al diario alemán Sport Bild, antes de que México debutara contra Alemania en Rusia 2018. “Es una persona correcta y educada, que llevó a la selección al Mundial, pero no es mexicano”. 

Sus argumentos no cambian. Su ideología no le permite aceptar a un técnico extranjero al volante de la selección mexicana, creyendo que los alemanes no aceptarían a un entrenador de otro país. 

Los técnicos no son sus únicos blancos. Los jugadores también han recibido algunos comentarios punzantes de Sánchez. A lo largo de su trayectoria ha lamentado la cantidad de extranjeros y naturalizados que existen en la Liga MX, algo que “daña” al futbol mexicano.

EL OTRO LADO DE LA MONEDA 

Todo esto contrasta con lo que él vivió en Europa, donde fue uno de los más atacados por su nacionalidad. En 1981, cuando llegó al Atlético de Madrid, la noticia no le cayó bien a los aficionados, que criticaron el fichaje de un mexicano. En los primeros meses como colchonero, recibía constantemente gritos como: “Indio, Sucio y mexicano”. 

Sin embargo, él respondió en la cancha y comenzó a ganarse a la afición, hasta que partió al Real Madrid, donde incrementó su leyenda como jugador.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.