• Regístrate
Estás leyendo: Fiesta en Las Lomas destapa vestidor roto del Tri
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 13:36 Hoy

Fiesta en Las Lomas destapa vestidor roto del Tri

Los 23 jugadores asistieron a la fiesta y están divididos en dos grupos, de acuerdo con una nueva versión que publicó el diario El País.
Publicidad
Publicidad

Los 23 futbolistas de la selección mexicana de futbol asistieron a una fiesta el pasado 2 de junio en la Ciudad de México luego del juego de despedida que se realizó en el Estadio Azteca previo al Mundial de Rusia 2018, de acuerdo con el diario El País.

Según la publicación Rafael Márquez, Andrés Guardado y Guillermo Ochoa, mediante sus representantes, alquilaron una lujosa casa en la capital del país para dicho fin.

Algunos elementos del Tri invitaron a amigas, celebridades y amigos cercanos. Hubo dos grupos de jugadores: los que fueron exhibidos y los que permanecen sin dar una declaración al respecto.

El diario español cita a fuentes cercanas a uno de los futbolistas, las cuales aseguraron que asistieron 80 personas y que a la entrada se les pidió dejar sus celulares para evitar que se filtraran imágenes de la reunión que inició a las 22:00 horas.

“Estuvieron los 23. Salieron del Estadio Azteca en camionetas y se fueron a la casa. Cenaron ahí. Sé que hubo mujeres”, comentó bajo condición de anonimato uno de los invitados de los futbolistas.


Un segundo testigo dijo que hubo jugadores que llegaron a diferente hora y otros se fueron en el transcurso de la noche.

Uno de los futbolistas aseguró a El País que no hubo escorts como lo informaron algunos medios mexicanos. “Fue algo planeado. No hubo ninguna mujer pagada. Eran libres”, dijo.

Un familiar de uno de los jugadores coincidió con esa versión y dijo al diario que se trató de “una fiesta normal, había de todo, agua para el que no quisiera tomar alcohol, hubo algunos que no tomaron nada. Eran amigas, no escorts”.

“Era una fiesta para cerrar filas, unir al grupo, llegar bien. Al final el grupo está partido”, agregó.

Una de las invitadas aseguró vía telefónica que “estaban todos. Fue una fiesta, a la gente le gusta vender el amarillismo. Fue una diversión normal”.

Un familiar de un seleccionado aseguró que alguien cercano a Chicharito Hernández fue quien contrató la seguridad del evento. “Él llamó a periódicos para decir que Javier y Carlos Vela no habían estado en la fiesta”, señaló.

El jugador que habló con el diario español dijo sentirse preocupado por Héctor Herrera. “No se vale que sólo tengan que pagar algunos cuantos”, expresó.

Una persona cercana al jugador del Porto mencionó que no se encuentra bien, “puede haber una posibilidad de que no vaya. Lo más importante es limpiar su imagen antes que asistir al Mundial".

Algunas fotos de la fiesta fueron publicadas en una revista mexicana y en ellas aparecían Giovani y Jonathan dos Santos, junto con Guillermo Ochoa, Carlos Salcedo, Raúl Jiménez, Jesús Gallardo, Marco Fabián, Jesús Manuel Corona y Héctor Herrera.

En su nota, El País incluso revela que en la selección hay dos grupos, uno de ellos conformado por Javier Hernández, Héctor Moreno y Carlos Vela, quienes tienen al mismo representante junto con Rafa Márquez y que tras la fiesta decidieron guardar silencio.

El técnico Juan Carlos Osorio aseguró que siempre estuvo consciente de la fiesta y agradeció la honestidad que tuvieron.

VIDEO: Osorio sabía de la fiesta de los jugadores del Tri

En 2010 futbolistas del Tri fueron multados por hacer una fiesta en un hotel de concentración y llevar mujeres a sus cuartos.

En esa ocasión, la Federación Mexicana de Futbol suspendió por seis meses a Carlos Vela y a Efraín Juárez, mientras que Rafael Márquez, Gerardo Torrado, Guillermo Ochoa, Francisco Rodríguez, Pablo Barrera, Giovani dos Santos, Chicharito, Enrique Esqueda y Héctor Moreno fueron multados.

El Tri está fragmentado a pocos días de iniciar su participación en el Mundial de Rusia 2018, donde su primer rival será Alemania.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.