• Regístrate
Estás leyendo: Doce años con la piel guerrera
Comparte esta noticia

Doce años con la piel guerrera

Rubén Ricardo Pérez Vertti Vela es bicampeón con Santos Laguna Sub 17. Es el capitán, juega como defensa central con destellos de delantero. Sacrificio y paciencia son sus aliados para seguir creciendo en el deporte que ama.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Rubén Ricardo Pérez Vertti Vela es bicampeón con el Club Santos Laguna Sub 17.

Es defensa central, aquel que observa en su totalidad el parado del equipo, para de ahí darse cuenta de los espacios y las opciones de apertura y profundidad, pero sobre todo, ser ese último hombre a vencer antes del guardameta. Su misión es defender a garra los colores verde y blanco.

A sus 17 años ya siente la responsabilidad de dirigir y ser guiado por los suyos en cada juego luchando a muerte por ganar, resultado de su paso en doce años en inferiores con el club que le han forjado en él, una piel de líder, una piel guerrera.

“Más que una responsabilidad es un orgullo poder representar los colores de Santos por lo que significa para la gente no sólo de la Comarca Lagunera sino a nivel nacional por tener en poco tiempo mucha historia y desde las fuerzas básicas nace todo”, expresa.

Campeón en el Apertura 2017 de visitante contra Pumas en Ciudad Universitaria en penales y en el Clausura 2018 como local recientemente contra Pachuca, fue el resultado de su carácter y liderazgo en el campo tanto de él como de todo el equipo.

En el terreno de juego siente en cada jugada la calidad de los contrincantes, un nivel de competencia que considera como fuerte dentro y fuera del club, siendo rodeado siempre por una competencia sana que lo hace mejorar cada día.

“Trato de mejorar cada día, más que competir con los demás es superarme a mí mismo pues uno es el mayor rival”.

Ha fungido también como capitán, un cargo que asegura es una sensación de tener al equipo en sus manos, un momento en el que el director técnico da la oportunidad y la confianza de llevar el estandarte grupo, pero sobre todo, dar la cara cuando ande mal el grupo o levantar la copa cuando se queda campeón.

Su sueño siempre ha sido sobresalir, debutar en primera división y brincar fronteras con su maleta llena de ilusiones, envuelto en su talento futbolístico, aportando siempre junto con sus compañeros lo necesario para ser los mejores, tal como hace unos días lo ratificó.

Por el momento sólo piensa en seguir haciendo bien las cosas en el equipo en los procesos que vengan, trabajar con más intensidad y dejar todo en el campo para tratar de lucir para su familia, afición santista, para el técnico, sus compañeros, y por qué no, por algún visor de otros clubs.

Es claro que para llegar a donde Rubén Pérez Vertti quiere, es necesario tener una serie de sacrificios personales y sociales que lo alejan de cosas que podía disfrutar, pero lo acerca más a cosechar frutos en forma de progreso en su carrera futbolística.


Reitera que su padre siempre lo ha apoyado para llegar a ser uno de los prospectos a seguir, llevándolo a los entrenamientos y encuentros, sin dejar de alentar, tal como lo hacía su abuela, de quien siempre se acuerda y es la dueña de sus dedicatorias de cada partido.

“Yo y mi abuela nos hacíamos una seña en el rostro cuando me veía en el campo antes de cada partido, seña que significaba un Te amo”, externó el joven jugador.

En su ritual previo a cada partido gusta de tomar una ducha para estar fresco, respirar profundo para sentir el cuerpo en el calentamiento, todo para estar listo y entregar lo mejor de sí.

“El fútbol es toda una pasión para mí, es mi vida, pero lo que más me da para adelante es mi familia, mis padres y mis hermanas menores sin olvidar a mis abuelos desde el cielo que me ven”.

Su familia, su apoyo incondicional en la búsqueda de sus sueños, futbolistas como Sergio Ramos y Rafael Márquez, sus referentes a seguir.

“Mi referente nacional es Rafa Márquez y a nivel mundial Sergio Ramos, los dos unidos por la característica del liderazgo”.

Además de defender a toda costa que el equipo contrario profane su arco, suele aprovechar su estatura para irse al ataque y llegar a meter goles, recordando sus tiempos como delantero en el equipo donde inició todo, la Máquina Azul, previo a ser detectado por elementos del club para pertenecer a sus filas.

“Al anotar un gol como defensas hacemos ver que no solo defendemos sino que podemos tener cualidades y ser una opción más hacia el ataque. Igual vivo día a día con la misma pasión”.

Diez convocatorias a selección nacional han sido toda una experiencia para el defensa central santista.

“Llegar a la Selección Nacional es lo que todo jugador en cualquier categoría añora y lucha, poder defender los colores de tu país y para mí representar a México es de lo mejor”, asegura Veratti.

El fogueo que obtiene cuando entrena con el cuadro del primer equipo del Santos, junto con los actuales campeones es algo que Rubén Vertti más aprovecha reuniendo la experiencia con los consejos que le dan y no tiene duda en debutar y compartir el partido con ellos.

Administración de Empresas Turísticas es la carrera que buscará emprender para no depender sólo del fútbol, ya que señala es una carrera corta en la cual los jugadores deben pensar qué serán en caso de que se acabe su trayectoria futbolística y tener un “plan B’ en su vida.

¿Qué recomiendas a los pequeños que empiezan en las primeras divisiones del futbol nacional y que pasarán el camino que ahora emprendes tú?

Que si en verdad les apasiona este deporte luchen, tienen que sacrificar muchas cosas pero deben tener en cuenta que todo sacrificio pues valdrá la pena si es su sueño ser un jugador reconocido.

Además que no dejen de lado sus estudios al ser el fútbol una carrera que puede considerarse como corta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.