• Regístrate
Estás leyendo: Los Tuzos tienen el ideal formativo
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 06:48 Hoy

Los Tuzos tienen el ideal formativo

Pachuca cuenta, desde hace más de cuatro años, con una cantera autosuficiente, para desarrollar talento, exportarlo a Europa y negociarlo en el mercado local; nutren selecciones nacionales
Publicidad
Publicidad

Hay una prioridad muy clara en el Pachuca: fomentar la cantera. Este fenómeno no es nuevo, al contrario, remitirse a los Tuzos es hacerlo a hace más de cuatro años, cuando el proyecto de sus fuerzas básicas comenzó a darle un rumbo diferente. A mediados del 2013, Héctor Herrera fue transferido al Porto de Portugal; lo que parecía una venta relevante, pero arraigada, se convertiría en el comienzo de varios movimientos. Si bien el cuadro de la Bella Airosa ya optaba por darle minutos y protagonismo a sus muchachos, lo de ‘HH’ terminó por catapultar el protagonismo de su materia prima.

De manera inmediata a la salida de Héctor Herrera, Enrique Meza, entonces el entrenador de Pachuca, le brindó puestos estelares a una camada con características sobresalientes a tomar en cuenta. En ella se encontraban, entre otros, Hirving Lozano, Jürgen Damm, Rodolfo Pizarro y Érick Gutiérrez. Con el ‘Ojitos’ como encargado de la dirección técnica, los Tuzos llegaron a la final del Clausura 2014 y aunque sucumbieron en sus aspiraciones monarcas, el escenario sirvió para darle realce a sus jóvenes promesas. La Liga Mx sabía de antemano que este equipo si algo tenía era pegada y velocidad.

Los destinos de todos ellos se fueron disipando con el correr del tiempo. Hirving y Érick hoy son parte del PSV Eindhoven, cuya proyección apunta y los mantiene en la selección nacional absoluta; Pachuca los transfirió al cuadro holandés en cifras menores de lo que Jürgen y Rodolfo se marcharon a Monterrey, con Tigres y Rayados. Fue un completo negocio para los Tuzos, que además de foguearlos e intentar conquistar el campeonato, los terminaron traspasando, con cifras que ayudaron más tarde al propio club a producir mayor cantidad de talentos.

De hecho, en la misma camada en la que pertenecía Chucky, Érick y Pizarro, otros elementos como Dieter Villalpando, Heriberto Olvera y Miguel Herrera Equihua, que no alcanzaron el nivel ni de Jürgen ni de Rodolfo, para convertirse en estelares de conjuntos mediáticos y de gran renombre, sí han logrado afianzarse en Primera División con clubes con menos reflectores, pero con actuaciones relevantes. Hoy, el primero de la lista brilla intensamente con el Necaxa, donde las opciones ofensivas pasan por sus botines; el segundo pasó de Lobos BUAP al Atlas y el tercero, juega para el León.

Sobre la bajara actual de otras promesas que los Tuzos tienen a su disposición, al menos, a ocho futbolistas con destacadas condiciones, cedidos entre cuatro equipos del Ascenso, máximo circuito y hasta en el Everton de Chile, una de las escuadras filiales del Grupo Pachuca, donde mandaron a talentos como el de Marco Bueno e Iván Ochoa para terminar de madurar; en Mineros, otro de los cuadro que pertenece a la institución, cuentan con Steven Almeida y Guillermo Martínez, un ariete con mucho gol. En León se encuentra Juan Calero, heredero del antiguo arquero y en Lobos BUAP, Joaquín Esquivel, zaguero central.

En cuanto a los mayores prospectos que se mantienen a la espera de deslumbrar como sus antecesores en las filas del Pachuca, destaca en la lista Pablo López, un finísimo contención, que casualmente, tomó el sitio que dejó bacante Érick Gutiérrez y que este mismo fin de semana ya marcó gol; Roberto de la Rosa y Francisco Figueroa son opciones que ya se han empleado en el primer equipo y que sirven para retocar la ofensiva; Nahúm Gómez y José Padilla complementan la media cancha, mientras que Alexis Peña y Miguel Tapías son opciones en la zaga.

OPINIÓN MARCO GARCÉS
Si tuviera que reducir todo el éxito de los factores, sería la alineación de los aspectos de la estructura deportiva. Hay un grupo muy nutrido de gente que trabaja adecuadamente para que los chicos sobresalgan. Hay un modelo de juego, un estilo definido, que ya es un todo, que se fomenta desde las categorías más jóvenes. Se busca en específico un tipo de jugador para ciertas posiciones, que pensamos que podría necesitarse en el primer equipo. Es el cúmulo de un todo. Son seis áreas buscando un mismo objetivo, que está muy claro.

Hoy estamos muy ilusionados con la cantera, con nuestros prospectos. Tenemos a más de 60 elementos en selecciones nacionales, entre hombres y mujeres; tan solo para esta fecha FIFA, nos llamaron a 12 elementos de todas las categorías representándonos a nivel de representativo. Creemos que tenemos en ciernes otros futbolistas que pueden brilla con luz e identidad propia, sin la presión de convertirse en el sustituto de nadie. Crecen sin complejos.

La posición más compleja para desarrollar es la de defensores centrales y porteros, al menos para nosotros. Son puestos de mucha responsabilidad y quizás no hemos encontrado la ventana de oportunidad para darles continuidad en Primera División; un error en este puesto cuesta muchísimo y por ello, los entrenadores prefieren a gente de experiencia probada. Aunque este mismo año hemos debutado a un par de elementos, entre ellos Tapías. Hay buenos elementos a seguir muy pronto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.