• Regístrate
Estás leyendo: Peláez, el símbolo de la reconstrucción en Cruz Azul
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 23:45 Hoy

Peláez, el símbolo de la reconstrucción en Cruz Azul

Ricardo personifica la erradicación de los temores celestes; un discurso motivacional, así como un detallado plan estructurado de principio a fin, para devolverle a La Máquina la grandeza
Publicidad
Publicidad

Fue inexplicable la manera en la que Ricardo Peláez abandonó al América, casi en silencio, con una escueta conferencia de prensa de Yon de Luisa, que no admitió preguntas. El entonces presidente deportivo de las Águilas, había anticipado su adiós en un par de entrevistas, a falta de algunas fechas para que culminara la fase regular. Entonces dirigidas por Ricardo La Volpe,con el caos mediático que se generó tras su ausencia, perdieron hasta el rumbo y ni a Liguilla clasificaron. Tiempos difíciles. 

Peláez Linares se convirtió al poco tiempo en analista de ESPN, donde refrendó sus conocimientos y formas. Sentado al lado de figuras como José Ramón Fernández, nunca perdió la compostura y en sus comentarios siempre existía un por qué fundamentado. Hace casi seis meses, los rumores previos a Rusia 2018 anticipaban su salida e incorporación a la presidencia de Cruz Azul. La empresa que tomaría Ricardo era la más difícil de su trayectoria: devolverle prestigio a Cruz Azul. 

"Ningún directivo puede llegar aquí y eludir la responsabilidad; se tiene que pensar en ser campeón desde el principio. Ese es el compromiso", llegó a decir Peláez. Se comprometía a resultados inmediatos y aunque en parte lo había logrado en el América, su proceso había llevado más de un año. En el entorno de La Máquina las coyunturas fluyen a una velocidad más rápida y los recuerdos de 21 años sin un título de Liga apremian cualquier paso. Ricardo no estuvo exento. 

Al lado de un tipo estudioso y comprometido, al que refrendó en el banquillo, como Pedro Caixinha, Peláez armó un escuadrón de primer nivel. Llegaron refuerzos bien pensados, como Elías Hernández. Y sí, lo esperado sucedió… Paso por paso. Cruz Azul conquistó el Estadio Azteca, su cancha de nueva cuenta, devolviendo la confianza de la gente en su equipo, permitiendo buenas entradas. Luego, en lo deportivo, se afianzaron en la Copa y lograron este título. No era cosa menor. 

El equipo, embalado, ingresó a la Liguilla con el liderato general y la marca de 36 unidades conseguidas. Era el amplio favorito, el equipo a vencer; ya se pensaba hasta en una Final contra el América, como en el 2013. La realidad es que, aún con Peláez de su lado, La Máquina enfrentó una baja de nivel, en la que le costó eliminar a Querétaro en Cuartos de Final y la misma que se reflejó en la ida contra Monterrey. Quedan 90 minutos y un mensaje de su directivo que se difundió en redes sociales: "Necesitamos su apoyo, afición; esto no ha terminado y remontaremos en casa". 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.