• Regístrate
Estás leyendo: Los dos rostros de Pedro Caixinha
Comparte esta noticia

Los dos rostros de Pedro Caixinha

El entrenador que mantiene a Cruz Azul en la pelea por el liderato del torneo y artífice del título de Copa recién conseguido, tiene un carácter volátil, casi impredecible
Publicidad
Publicidad

Minutos después de haber logrado, como lo repitieron jugadores y directivos, el primer objetivo del Apertura 2018, el codiciado título de Copa ante Monterrey, Pedro Caixinha era noticia en Twitter, por haberse enfrascado en una pelea verbal, que pudo haber llegado a más, con un reportero que no dejó de seguirlo en la cancha del estadio Bancomer. El estratega portugués lo encaró y de diferentes formas le pidió que dejara de molestarlo. 

Una cámara grabó el momento en el que el timonel detiene su paso, se remite a la presencia del reportero y lo increpa. A su alrededor, llegaban más representantes de los medios de comunicación, para saber qué ocurría. La calma la puso Adrián Aldrete, uno de sus hombres de confianza, para llevarse al entrenador y apaciguar todo. El lateral vio la posible crisis que hubiera supuesto algo más y antes de que ocurriera, salvó a su entrenador.

No es la primera vez que Caixinha, de fuerte carácter, se exaspera y pierde las formas con los medios de comunicación. De hecho, podría decirse que es parte de su estilo, una especie de aliciente para motivar a los suyos. En la cancha del estadio Olímpico, a falta de pocas jornadas para conocer a los invitados a la Liguilla del Clausura 2015, Pedro perdió la paciencia con un reportero que no supo analizar su parado estratégico y en plena conferencia de prensa explotó.

“No me merece ningún comentario tu análisis. Si tú consideras que Pumas fue mejor que nosotros simplemente por el marcador, no tienes idea de cómo ver el futbol”, dijo. Aquel compromiso, Santos, entonces su escuadra, perdió por 1-0 ante el equipo que dirigía Guillermo Vázquez. Ante la reiteración de cuestionamientos que no gustaban, volvió a arremeter: “No somos los pendejos de este torneo, ganaremos los puntos que nos quedan en disputa”.


Para beneplácito de Caixinha, aquel escuadrón lagunero ganó la mayoría de las unidades en disputa, se metió a la Liguilla en el octavo puesto y logró el campeonato. Su fuerte carácter, supuestamente, también le llevó a abandonar la Laguna cuando los Guerreros entraron en crisis un semestre más tarde. Cansado, se despidió de un equipo que trabajó durante tres años y en el que construyó todo un proceso de éxito.

Dentro de aquel plantel e incluso en el mismo que ahora dirige en Cruz Azul, una de las características que más han resaltado propios y extraños de Caixinha, es la capacidad para proteger a su plantilla, para asumir un rol de preponderancia, sin dejar de lado la sociedad con sus jugadores. Hace unos días, en conferencia de prensa en La Noria, el mismo timonel advertía: “Soy como un hermano mayor, me siento así, trato de aconsejarlos siempre”. 

El método científico

Por exagerado que suene, Pedro Caixinha tiene un método científico de trabajo. A la par del análisis de estadísticas en su platilla, el portugués programa tiempos de trabajo, para no mal gastar las capacidades físicas de los suyos. En el actual semestre, segmentó el torneo por divisiones, siendo las fechas FIFA el indicativo para conceder pausas y bajar las dosis de trabajo. “Es el cuerpo técnico que más uso de tecnología hace”, comentó Ricardo Peláez, director deportivo de 'La Máquina'. 

Forcado de formación

En Portugal, el arte taurino es más que una costumbre, una forma de interpretar la vida cotidiana. Pedro Caixinha cuenta con una tradición familiar ligada a esta expresión. Es más, desde niño, se convirtió en Forcado, que son aquellos que intervienen en las corridas, después de la lidia, para calmar al toro, en la mayoría de los casos. Se necesita de valor y carácter para desplegar estos actos. “Es una tradición en mi casa, me lo heredaron”, señaló técnico al respecto en entrevista con Univisión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.