• Regístrate
Estás leyendo: El campeón de Copa MX pone a soñar a su afición
Comparte esta noticia

El campeón de Copa MX pone a soñar a su afición

Cruz Azul volvió a la Ciudad de México donde fue recibido por cientos de fanáticos que pidieron y confían al equipo la labor de conquistar el doblete con el título de Liga
Publicidad
Publicidad

Son pocas las cosas que el aficionado de Cruz Azul ha festejado en los últimos 20 años, que ahora que han vuelto a tener esa sensación de ganar algo, aunque sea la tan a veces minimizada Copa MX, lo deben celebrar hasta donde les alcance. 

Y es que esta afición ha sufrido tanto y ha recibido tantas burlas por parte de los seguidores de otros equipos, que hoy tiene el derecho de ilusionarse y soñar. Por eso no es raro que cientos de ellos -casi 300- se hayan dado cita en el aeropuerto capitalino para recibir a su Cruz Azul campeón. 


Tal como sucedió en el Clausura 2013, la Copa MX ha venido a reanimar a toda una institución que había pasado momentos tan mediocres en el último lustro. Esos fueron los cánticos de la hinchada celeste, que repetían una y otra vez "volveremos a ser campeones como en el 97", así durante casi dos horas de espera, en la que una y otra vez se hizo y deshizo el pasillo para sus campeones. 

Había porras, había cánticos, hasta bombas de humo para hacerle sentir a su Máquina, que este pueblo cree en ellos. Una y otra vez saltaban y alzaban las manos, mientras Cruz Azul llegaba a la Ciudad de México con minutos de retraso.


Parecía que había orden, pero no, tan pronto salieron los jugadores todo mundo se abalanzó hacia ellos; seguidores y medios querían las mejores tomas. Y apareció Guillermo Allison con la Copa, así como lo vaticinó Caixinha. Y sobre el fueron los empujones, algunos muy vivos lograron besar el trofeo. Así fue el recorrido del campeón, entre marea de gente que quería un abrazo, una selfie o algo para guardar el recuerdo.


Peláez y Caixinha fueron los más asediados y los más vitoreados. "Gracias", era lo que se escuchaba en la marcha lenta que los llevaba hasta el camión de equipo. 


Cómo pudieron, cada uno llegó al transporte, ahí se reunió su público para vitoreados, para emocionarse con la Copa en la parte de enfrente. En fin, Cruz Azul hoy está de nuevo hermanado con su pueblo y se han ganado el derecho de soñar con algo histórico en este torneo. 




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.