• Regístrate
Estás leyendo: Carlos Cruz: la esperanza de Atlas con miras europeas
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 00:52 Hoy

Carlos Cruz: la esperanza de Atlas con miras europeas

Con 14 años, el prospecto rojinegro se probará con el Bayern Múnich durante una semana, a la espera de ver su evolución; Albert Espigares avala la calidad de su cantera
Publicidad
Publicidad

A finales de la década de los años noventa, La Academia del Atlas alcanzó su punto más alto en producción de jugadores. Cobijados por un entrenador que priorizaba el fogueo a los más inexpertos, como Ricardo La Volpe, una generación en la que destacaban Rafael Márquez, Daniel Osorno, Miguel Zepeda y César Andrade, entre otros, llegó a la final del Invierno 1999 como mayor logro, sucumbiendo ante el Toluca de Enrique Meza. Desde entonces y hasta ahora, los rojinegros han buscado recobrar el rumbo con sus fuerzas básicas y hoy, parece que están cerca de conseguirlo. 

En las primeras horas de este martes, la directiva de los Zorros y la del Bayern Múnich formalizaron el acuerdo de Carlos Cruz para probarse en el cuadro bávaro por toda una semana. Se trata de un jovencito que actúa como extremo, de perfil zurdo y que como miles, está en búsqueda de un sueño; la experiencia que vivirá en los campos alemanes podrían cambiarle la vida, como lo asegura el propio Albert Espigares, el actual director de fuerzas básicas del Atlas, un español arraigado en México, que anhela con tiempos de gloria para la cantera rojinegra. 

"Estamos muy contentos con la invitación del Bayern a uno de los grandes prospectos del Atlas, a futuro; el trabajo que hay tras telón en las fuerzas básicas de este club nos ha comenzado a brindar frutos y esto es prueba de ello. Es un orgullo que un equipo como este nos brinde minutos para mostrar el talento que tenemos acá. Al final, no solo es una oportunidad para un niño mexicano, es la representación, primero del Atlas, luego del futbol nacional; desde luego, aquí deseamos todos que a Carlos le vaya muy bien en los días venideros", comentó el director de la cantera rojinegra para La Afición. 

Con 14 años de edad, Carlos Cruz ya tiene una historia que contar. Oriundo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (10 de enero del 2004) y apodado Hulk por sus compañeros de plantel, gracias a su desarrollo físico, es producto de las visorías del departamento de captación del Atlas: “Vine a Copa Rojinegra con el equipo de Chiapas, y me dijeron que tenía que hacer pruebas en Atlas. Primero vine a un par de pruebas, regresé, y en tres meses me llamaron para ya quedarme. Tengo dos años acá, me integré a la Sexta División; luego me tocó ir al Sub 13 de Primavera 2017”, contó sobre sus inicios con los Zorros. 

"Como Carlos Cruz, hay muchísimos jóvenes con talento, no solo en el Atlas. Nosotros, desde aquí, tenemos que darle importancia al trabajo de los jugadores desde categorías inferiores; hoy no solo es necesario que exista el talento, también hay que prepararlos para la toma de decisiones a futuro. Así, con estos pasos, el futbol de Europa, los visores, los grandes clubes como el Bayern Múnich voltearán a ver nuestro trabajo. En pocas semanas, también se probará uno de nuestros chicos en el Espanyol de Barcelona. Hay que lograr toda una red de captación", remata Espigares. 

Solo el correr de los días determinará si Carlos Cruz se queda de planta con un cuadro histórico como el Bayern, que de momento le ofrece entrenarse al parejo de su categoría Sub 15. Su sueño comienza a tomar forma como profesional y el paso más importante, puede darlo muy lejos de casa. "Vamos a viajar desde este viernes, vamos a estar concentrados de lleno con el equipo de su edad, esperando su evolución; la idea principal de todo es que él disfrute de esta experiencia, que lo llene de argumentos dentro y fuera de la cancha y partir de ahí, ver qué podemos hacer con el Bayern". 

EN MANOS ADECUADAS  

En cuanto al primer equipo, luego de varios meses de inestabilidad, Atlas, por necesidad y hasta esencia, le brindó confianza a un entrenador joven, con un lazo afectivo ligado al club, que jugó como profesional en Colomos y se formó ahí y que ahora, como estratega, da sus primeros pasos también en La Academia. Ése es Gerardo Espinoza, un tipo que además, cuenta con el aval de Albert Espigares, con el que ha tratado de trabajar de la mano, para proyectar el talento incipiente de la cantera, pero que como Carlos Cruz, aspira a grandes escenarios en el futuro próximo. 

"En principio de cuentas, en Atlas procuramos una formación integral. Aquí, si los jóvenes no estudian y se preocupan por ello, no pueden jugar. Por ello, el respaldo para Gerardo ha sido total; es un entrenador que pasó por esta escuadra, que sabe lo que es vestir esta camiseta y que como los jóvenes que hoy pasan de todo, por lluvias, intensos calores, estuvo en su lugar, esperando una oportunidad. Hoy contamos con un cuerpo técnico que prioriza la formación de jugadores y eso no es tema menor. Estamos sumando esfuerzos para seguir avanzando en la producción de futbolistas y grandes seres humanos".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.