• Regístrate
Estás leyendo: Miguel Herrera: La costumbre de superarse siempre
Comparte esta noticia

Miguel Herrera: La costumbre de superarse siempre

Miguel Herrera se acerca a las cifras de su mejor rendimiento al frente de Las Águilas; la pelea por el liderato la mantendrá durante los últimos 180 minutos del certamen
Publicidad
Publicidad

La personalidad de Miguel Herrera es protagonista, hace resaltar al director técnico por donde quiera que este se encuentre. El Piojo gusta de los contrastes. En la victoria, es capaz de restarse méritos, de desvivirse por la capacidad de sus jugadores y resaltar su aporte; en la derrota, la impotencia le nubla al máximo y le es suficiente muy poco, para comenzar a especular con un mal arbitraje, que terminó por perjudicar el rendimiento de su plantilla. Es un modus operandi del timonel. 

Sin embargo, al menos en la dirección técnica en el América, Herrera está acostumbrado a los altos vuelos estadísticos, a complementar registros con un porcentaje de efectividad que casi siempre, se supera uno al otro. En lo que va del Apertura 2018, con 29 puntos consumados y a la espera de seis más por jugarse, colocados en el segundo puesto de la clasificación, Las Águilas pelean por el liderato, una constante para Miguel. Ocho triunfos, cinco empates y dos derrotas, complementas sus cifras. 

El listón es muy alto para Herrera, que a lo largo de siete semestres, contabilizando el actual, su efectividad en el banquillo ha arrojado cifras similares y hasta mejores. Miguel, si bien acostumbró a la afición azulcrema a ganar partidos por goleadas, a prevalecer un estilo ofensivo, siempre buscando el arco enemigo, esta fórmula costó bastante para replicarla en su segunda etapa, la actual. El timonel cuenta en la actualidad con sus dividendos más destacados desde su retorno a Coapa hace un año. 

Tan solo en cuanto a producción de unidades, la actual versión es la segunda de mayor efectivos acumulados. Los 29 puntos que hasta ahora registra el América, solo son superadas por las 35 que a la misma altura, con 15 jornadas disputadas, mantenían a Las Águilas en el liderato del Apertura 2013. Aquel escuadrón traía la inercia del campeonato obtenido un semestre antes, ante Cruz Azul, el título de la final agónica en la que Moisés Muñoz se convirtió en la figura, al marcar un gol y mandar al alargue. 

De hecho, en su tercera aparición al frente de Las Águilas, desde su retorno, este es el certamen de mejor porcentaje, en comparación con los dos anteriores. En el Apertura 2017, su primera oportunidad al frente de los de Coapa, logró un total de 29 unidades a lo largo de las 17 fechas de la fase regular; dicha cifra ya se alcanzó. En el Clausura 2018, Miguel Herrera consiguió 30 puntos, justo antes de acceder a la Liguilla. Esta barrera es la que ahora busca romper el Piojo y compañía. 

Con la presión que conlleva no bajar la guardia y mantener la inercia del pasado, Herrera mostró impotencia y enfado en su más reciente conferencia de prensa, luego de empatar por 1-1 ante Toluca y en el Azteca: "No podemos regalar 10 minutos porque los rivales pueden pesar como lo hicieron ahora; debemos trabajar más los partidos, hay que ver el video y lo corregiremos hablándolo en la semana", dijo. "Hay que apretar para cerrar fuerte y mejor; llegar fuertes a la Liguilla". 

A Herrera, además de la presión por delante, le esperan un par de encuentros fundamentales para ingresar a la ronda definitiva del certamen con plena confianza en sus capacidades. Para empezar, este domingo visitará Torreón y ahí medirse a Santos Laguna, otro de los protagonistas del torneo; se atravesará la fecha FIFA y luego, cerrará actividad contra el Veracruz, en el Azteca. A Miguel le resta apretar la mandíbula, concretarse en lo que debe y demostrar, una vez más, que sus cifras marcan la pauta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.