Fin del monopolio: firmas privadas compiten en explotación de crudo

Las empresas mexicanas Sierra Oil & Gas y PetroBal se adjudicaron los primeros contratos para la exploración y producción de crudo tras la apertura energética.
El sector energético mexicano.
El sector energético mexicano vivió un año histórico al otorgarse los primeros contratos para exploración y explotación petrolera para empresas privadas. (Shutterstock )

México

El sector energético mexicano vivió un año histórico al otorgarse los primeros contratos para exploración y explotación petrolera para empresas privadas, producto de la apertura del sector energético alcanzada tras la Reforma, a finales de 2013.

En julio de este año, el consorcio formado por la mexicana Sierra Oil & Gas, la estadunidense Talos Energy y la británica Premier Oil, consiguió los primeros contratos petroleros en los últimos 70 años en el país. Se trató del segundo y séptimo bloques de la primera fase de la Ronda Uno de licitaciones de campos petroleros. Esta Ronda estuvo concentrada en pozos en aguas someras.

El bloque 2, ubicado en el estado de Veracruz, quedó en manos del consorcio liderado por Sierra Oil & Gas gracias a una oferta que incluía 55.99% de participación del Estado en la Utilidad Operativa y un factor de inversión de 10, superando así la oferta de la estadunidense Hunt Overseas Oil Company México, que ofreció 54.55%.

En cuando al bloque 7, que se ubica en Tabasco (también en manos de Sierra Oil & Gas), el consorcio ofreció 68.99% de participación del Estado en Utilidad Operativa y un factor de inversión adicional de 10, con lo que se impuso a la noruega Statoil E&P, que puso sobre la mesa sólo un 65%.

Ambos bloques suman para el ganador una superficie de 660 kilómetros cuadrados y reservas por 604 millones de barriles de crudo.

Iván Sandrea, director general de Sierra Oil & Gas, fue conciso y contundente: “Estamos felices por los resultados. Es importante para nosotros y para la Reforma Energética”.

En septiembre, Grupo Bal hizo su entrada triunfal en el sector energético. PetroBal, dirigida por Carlos Morales Gil, ex director de Pemex Exploración y Producción (PEP), en sociedad con la petrolera estadunidense Fieldwood Energy se adjudicó el bloque 4 de la segunda licitación de la Ronda Uno.

Su oferta fue de 74% de participación para el Estado, con 0% de valor incremental sobre el programa mínimo de trabajo.

Así, la nueva filial de Grupo Bal de Alberto Baillères que incluye firmas como El Palacio de Hierro, GNP, Peñoles y Fresnillo), se adjudicó los campos Ichalkil y Pokoch en las cuencas del sureste, que contienen reservas probadas de 68 millones de barriles de aceite ligero y 92 mil millones de pies cúbicos de gas.