Energía y negocios, la mezcla mexicana que todos quieren

La Reforma Energética cambió el paradigma de cómo manejar los recursos del país: mientras Pemex elige en qué invertir, las energías renovables le guiñan el ojo a empresas de todo el mundo.
Los panelistas señalaron que nuestro país es atractivo para invertir en energías renovables por la Reforma Energética, el amplio mercado, el clima y la cercanía con EU.
Los panelistas señalaron que nuestro país es atractivo para invertir en energías renovables por la Reforma Energética, el amplio mercado, el clima y la cercanía con EU. (Nelly Salas)

El mercado energético mexicano es sexy a los ojos del mundo: la Reforma Energética abrió oportunidades de inversión no solo para las empresas trasnacionales, también para el crecimiento y el surgimiento de nuevas compañías mexicanas medianas y pequeñas, demanda la inclusión de energías renovables, como la eólica o la solar, como parte del desarrollo energético del país.

Por si fuera poco, sin incluirse en la legislación, uno de los tantos cambios que ha traído consigo la reforma, es la necesidad de especialización educativa y la búsqueda de talento en el país.

El subsecretario de Hidrocarburos, Aldo Flores Quiroga, informó que la Reforma Energética ha traído más de 49 mil millones de dólares en inversión, más una inversión potencial en infraestructura de 16 mil millones de dólares extra, “es importante tomar en cuenta que lo que hace sexy a México es lo que tiene”, señaló durante su participación en el foro de Energía de Grupo Milenio y agregó que el país tiene a más de 128 millones de consumidores y una economía diversificada, “¡pocos países pueden plantear una oferta tan atractiva!”, dijo.

Flores Quiroga aseguró que a nivel internacional, el país es reconocido por su capacidad de implementar una política ambiciosa en el sector energético, “en ese sentido México sigue siendo atractivo y muy sexy para las inversiones futuras”.

Durante el panel El petróleo mexicano no ha perdido su sex appeal, Alberto de la Fuente, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), destacó que la Reforma Energética va encaminada a convertirse en la palanca de desarrollo para que otros sectores industriales, como la manufacturera, puedan crecer y fortalecerse, pues tendrán un acceso a energía más barata de una forma competitiva.

“Lo que le queda a México es que el tener este contexto de competencia internacional para que las inversiones sigan viniendo a México”, dijo.

Mientras que el vicepresidente ejecutivo de la División Power and Gas de Siemens, José Aparicio, aseguró que desde el punto de vista técnico, México es uno de los países más atractivos para invertir y resaltó que comparando la experiencia de la empresa en otros países, en México la reforma refleja una apertura no solo por parte de Pemex, sino también del gobierno, “la apertura de este tipo de reformas lo que va a traer es beneficios al país”, señaló.

Pemex es, sin duda, una de las mayores transformaciones de la Reforma Energética. De ser el único jugador del sector energético mexicano, ahora es un competidor más que puede aliarse estratégicamente.

TE RECOMENDAMOS: Tomará al menos un año que Pemex tenga más competencia

El director corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios de la empresa productiva del Estado, José Manuel Carrera, destacó que la reforma dinamiza al sector y permite a que las grandes cadenas de valor, como las de manufactura y servicios que tienen un gran peso en el Producto Interno Bruto del país, accedan a energía más barata, más eficiente e incluso con un menor uso energético.

Durante su participación, Carrera destacó que con la reforma a Pemex se le permitió elegir sus batallas y los proyectos más acordes a sus especialidad y dejar al sector privado aquellos que representan mayor complejidad técnica y de recursos financieros, “la época del petróleo fácil se ha terminado hace muchos años”, dijo durante su intervención y agregó que ahora “tenemos que hacerlo de la mano de otros socios donde podemos compartir riesgos y esos retos”.

Por esto, recalcó, será visible cómo Pemex se concentrará en procesos de exploración, producción y refinación, pero “lo que no es sustantivo para Pemex se lo estamos dejando al sector privado”.

“Yo creo que lo que nos permite la Reforma Energética es que Pemex ya puede escoger sus batallas, puede escoger exactamente en qué industrias y procesos se quiere quedar y dejarle aquellos procesos en donde no es necesariamente el más eficiente, en manos de la industria privada”.

Al respecto, Tania Ortiz, vicepresidenta ejecutiva de Desarrollo de IEnova, explicó que la palabra clave que trajo la Reforma Energética es competencia pues en la medida que se promueva competencia en el sector, el usuario final tendrá más beneficios pues las empresas buscan producir energía a menor costo y de una forma eficiente.

“Significa que nuestras industrias son más productivas, que podemos atraer más inversiones y todo eso es generación de empleo. Para mí la clave de esta reforma no es necesariamente cuánto crudo produce México o cuántos ingresos tiene méxico por una mayor exportación de crudo, sino cómo tenemos un sistema energético más eficiente en nuestro país que permita crecer a nuestra economía y crear empleos de calidad”, señaló.

Ortiz señaló que la reforma es profunda pues toca a la industria en todos los niveles y todos los intereses, desde los gubernamentales, hasta los privados, “y todo en beneficio de crear este mercado energético eficiente y dinámico”.



México, un must para invertir en energías verdes


El amplio mercado, el clima del país, la vecindad con Estados Unidos y objetivos gubernamentales claros de, no solo abaratar costos, sino que al menos 35% de la energía provenga de fuentes renovables, hicieron de México el ombligo del mundo para invertir.

A decir de Jaime Francisco Hernández Martínez, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el mito que dictaba que no había negocio detrás de las energías limpias se rompió.

Tan solo el año pasado, 20% de la energía total generada en el país provino de fuentes renovables. De eso, 75% fue contribución de la propia CFE a través de diferentes proceso que van desde 60 centrales eléctricas, campos geotérmicos, campos fotovoltaicos y eólicos, “efectivamente el ciclo de negocios en el mercado energético es un ciclo de muy largo plazo, construimos hoy las energías de mañana”, dijo durante su participación en el segundo panel "Energías Verdes: el gran negocio de ser bueno con el medio ambiente".

Al respecto, Alejandro Hernández Alva, director general de Análisis y Vigilancia del Mercado Interno de la Secretaría de Energía, explicó que una de las ventajas más importantes de invertir en energías renovables es la poca volatilidad que tendrán sus precios a largo plazo, a diferencia de los precios de los hidrocarburos que son más impredecibles, “esa es una de las ventajas para evaluar en el largo plazo a dónde quieres llevar la matriz energética”, dijo.

Destacó que uno de los principales objetivos de la Reforma Energética es bajar las tarifas de uso de energía para los usuarios finales y las fuentes renovables precisamente generan esas oportunidades.

México es, en pocas palabras, el cuerno de la abundancia en cuanto a energías renovables se refiere.

Para el sector privado, se conjuntaron dos grandes oportunidades que pocas veces se vio en algún otro país: al mismo tiempo que se realizaba la Reforma Energética, los precios de la tecnología para generar energía limpia se abarató, creando una oportunidad perfecta para invertir en el país y crecer.

Así lo explicó Miguel Ángel Alonso, director de Acciona Energía México, “creemos que la reforma ha sido un éxito rotundo porque es difícil hacerlo mejor y más rápido. Ahora lo que tenemos que cuidar es que la implementación siga siendo un éxito”, dijo durante su intervención y agregó que “si no estás en México, realmente estás perdido”.

De igual forma, para Siemens la reforma ha significado un fortalecimiento y oportunidad de inversión pues, tiene 200 millones de dólares comprometidos para invertir en los próximos años, informó Alejandro Preinfalk, vicepresidente ejecutivo de la División Energy Management de Siemens quien calificó el momento que vive el país como “fascinante, por las nuevas generaciones de energía” pues son “cambios que nunca se habían visto antes”.

Preinfalk informó que el objetivo de la empresa para el 2030 es llegar al 0% de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global y, el avance en México hasta el momento es de 60%.

Las oportunidades no solo se abrieron para empresas trasnacionales.

Sergio Alcalde, fundador de Fortius Energía Solar, explica que su empresa y es un ejemplo de cómo las compañías mexicanas también pueden hacer negocios gracias a la Reforma Energética.

Sin embargo, explica que al crecer en un ambiente donde el sector era cerrado, aprender a comercializar la energía, así como su producción y distribución, ha sido uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado como empresario.

“Nosotros somos una empresa relativamente joven, mexicana 100%, somos una muestra de que como mexicanos podemos hacer negocios con la nueva Reforma Energética”, dijo durante su intervención y explicó que en próximos días pondrán en marcha un primer huerto de 8 MW con celdas solares, asimismo se iniciará la construcción de otro espejo, también de 8MW, que iniciará sus operaciones a finales del año y, en septiembre próximo, se iniciará la construcción de un tercer huerto en Jalisco que alcanzará los 200 MW y que podría iniciar operaciones antes de finalizar el 2018, “para nosotros no ha sido sencillo como mexicanos. En ninguna escuela te enseñan a hacer negocios con la energía, entonces es un reto doblemente grande para nosotros participar en estas nuevas oportunidades”, dijo.

Esta visión no está muy alejada de los puntos que Santiago Espinosa de los Monteros, presidente del International Energy Summit en México, destacó durante su participación.

El joven aseguró que en el International Energy Summit se reconoce al sector energético como la industria más poderosa de la historia pues ha transformado la vida del ser humano desde el descubrimiento del fuego, hasta nuestros días.

Sin embargo, señala que en el país se requiere un mayor empoderamiento a los jóvenes, “apostar por la educación mexicana es el componente que aún falta en el sector”, señaló.


Cuidar el medio ambiente sí es negocio


Una empresa responsable y respetuosa con el medio ambiente también puede ganar.

Según Mario Escárcega, director general de Bienes Ecológicos en Bieeco, explicó durante una charla magistral, que las compañías deben tomar consciencia y responsabilidad sobre el impacto ambiental que generan con sus actividades.

Con esta idea nació la empresa que dirige, pues su visión es generar soluciones ambientales en México, que incluyen el aprovechamiento de energías renovables, el tratamiento de residuos producto de perforaciones petroleras y el desarrollo de proyectos forestales, “la calidad de una empresa no debe estar reñida con la administración de recursos naturales ni con la rentabilidad de la empresa”, afirmó.