George P. Bush, Comisionado de Tierras de Texas

“Los bajos precios internacionales del petróleo son una oportunidad para el ingenio y la innovación de las empresas productoras. Es buen momento para reducir los costos de producción”
George P. Bush, Comisionado de Tierras de Texas
George P. Bush, Comisionado de Tierras de Texas (Cortesía )

México


El apellido Bush dice mucho por sí solo, pero George Prescott se ha encargado de ir construyendo su propio nombre e historial público.

Hijo de Jeb Bush (ex gobernador de Florida), nieto de George Bush (presidente de EU presidente de 1989 a 1993) y sobrino de George W. (presidente de 2001 a 2009), George P. es considerado el heredero natural de la dinastía política que inició su abuelo Prescott, quien fue senador republicano.

George P. Bush nació en 1976 en Houston, Texas, un estado de larga tradición petrolera. Es doctor en Derecho por la Universidad de Texas y presidió la compañía St. Augustine Partners (firma de inversión especializada en energía), hasta que en febrero pasado asumió el cargo de comisionado de Tierras de Texas, cargo de elección popular al que accedió con 61% de los votos.

Desde ese puesto  es responsable de supervisar y gestionar las inversiones de millones de dólares relacionadas con el gas y el petróleo en la entidad, misma que produce 3.4 millones de barriles diarios (México produce 2.4 millones al día).

El funcionario estadunidense está convencido de que el sector energético atraviesa por un momento decisivo en el que la innovación marcará su viabilidad futura, como ha manifestado en diversos foros especializados.