Las colecciones

En día la tendencia mejor apunta a abrir centros culturales o multifuncionales en lugar de museos.

Desde el día 8 se presenta en el Centro Cultural Plaza Fátima la muestra intitulada Interacción, objetoabstracción, proveniente de la Colección FEMSA. En un par de días más, sólo que ahora en Chetumal, Quintana Roo, en el Museo de la Cultura Maya, se abrirá al público de por allá la exposición Diálogos contemporáneos, también de la Colección FEMSA.

Y es que lo que conocemos genéricamente como Colección FEMSA, ha alcanzado tal tamaño, prestigio, solidez e importancia, que a partir de ella es posible armar dos, tres, cuatro exposiciones simultáneas, o mejor dicho y explicado, puesto que uno de sus objetivos es alcanzar su mayor difusión, ha logrado tal flexibilidad y eficiencia en su administración que al mismo tiempo puede presentarse, por ejemplo, en un museo como el Marco y en el centro estudiantil del Tecnológico. No olvidar, por otra parte, que esta colección carece de una sede propia en la que pudiera estar permanentemente expuesta.

Pero no se trata de tener o no un espacio de exhibición, ningún museo del mundo, ni el Metropolitano de Nueva York, el de Orsay, el Munal o el MUAC de la Ciudad de México, exhiben su colección completa, lo cual sería prácticamente imposible pues bien se sabe que hay más piezas en sus bodegas que en las salas de exhibición. Así que no es cuestión de espacio sino de aprovechar oportunidades para presentar lo que se tiene a públicos más diversos. Sin duda, sería interesante conocer cuánta gente es la que visita estas muestras, es casi seguro que la de FEMSA ha de ser una de las colecciones más vistas en el país.

Con un tamaño, prestigio e importancia distintos, la Colección de la Pinacoteca de Nuevo León lleva a cabo otras estrategias para su difusión. Como en la de FEMSA también se invita a curadores y/o especialistas, para que, en función de sus piezas, organicen diversas exhibiciones, con lo que provocan la circulación de su material con cada relectura. Lo que la distingue es que en estas muestras siempre se agregan piezas y productores que no forzosamente son parte de la colección. Este es el caso de Momentos de inflexión I.Apertura hacia el arte contemporáneo en Monterrey la exposición que este próximo jueves inaugura en sus propias instalaciones. Este empleo de su colección como punto de partida para la planeación y ejecución de las exposiciones, le ofrece a la Pinacoteca la posibilidad de tener una versión siempre renovada de su colección.

Existen, por supuesto, otras tantas colecciones públicas en la ciudad, la del Marco, las de los 3 Museos (Museo de Historia Mexicana, Mune y Museo del Palacio, cada una con su colección), la de la Fototeca de Nuevo León, así como la del Tecnológico de Monterrey, por mencionar las que quizás sean más destacadas. Bien se sabe que hay importantísimas colecciones privadas, pero poco se conoce de ellas y por su carácter privado se manejan bajo otros criterios sobre los que hay poco o nada que opinar. Sin embargo, de las públicas sí que se puede decir algo más, aunque no mucho pues su administración y funciones son las tradicionales, cuando no únicamente están a disposición por medio de la consulta, como sucede en la Fototeca del Conarte (muy pocas veces se tiene oportunidad de ver expuesta su colección, ni de ella en sí, ni participando en otras muestras. Una excepción es la exposición Mujeres detrás de la lente).

Es tan complicado armar, mantener, administrar y difundir una colección que hoy día la tendencia mejor apunta a abrir centros culturales o multifuncionales en lugar de museos. Estos centros, es probable que al paso del tiempo lleguen a contar con su propia colección, pero no es un requisito de inicio, como sí se espera lo sea para un museo, el cual es casi inconcebible sin una colección permanente. Pero también parece que seguir pensando en colecciones, por lo menos como las que aquí hemos mencionado, es cosa del pasado, hoy días las obras conservan su valor en tanto cotizan en las subastas fuera de ese momento se vuelven irrelevantes. Ante esta creciente mercantilización del arte hay que agradecer que aún hoy día haya colecciones y que estas se difundan tan generosamente como las de Monterrey.

www.visionyrepresentacion.blogspot.com