Interés Público

Agendas distintas

La propuesta de Jorge Castañeda de una candidatura independiente es una cuestión de agenda: de problemas que a su juicio los partidos políticos actuales no pueden enfrentar y una candidatura externa sí. Es interesante compararla con otra agendal, la que propone el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, como mensaje final de su sexenio.

Tres cuestiones tienen prioridad en la agenda de Castañeda: el combate a la corrupción, a la impunidad y la defensa de los derechos humanos. Plantea otras varias, como la segunda vuelta electoral y lo que considera derechos humanos de cuarta generación. Pero lo sustancial de su propuesta está en ese triángulo: corrupción, impunidad, derechos humanos.

La agenda de Moreno Valle puede verse en dos videos en los que se presenta una autoevaluación de su gobierno y al mismo tiempo una propuesta para el país ("México necesita el cambio que en Puebla ya comenzó" y "En Puebla, el cambio fue posible: Rafael Moreno Valle"). En el primero el gobernador habla en persona. En el segundo, más amplio y detallado, otra voz presenta siete puntos en los que se resumen los logros de su gobierno.

En ningún punto las dos agendas se tocan. En los videos no se mencionan el combate a la corrupción, a la impunidad, ni la defensa de los derechos humanos. Castañeda tampoco menciona ninguno de los siete puntos que resumen la agenda y la propuesta del gobernador poblano: educación, salud, combate a la pobreza, seguridad pública, economía, calidad de vida y turismo.

Obviamente, no se trata de agendas excluyentes. El combate a la corrupción y a la impunidad no implica dejar de lado la educación, la salud, la seguridad pública o cualquiera de los otros temas de la agenda morenovallista. Nadie puede decir que alguno de los temas de las dos agendas no es importante. Es cuestión de prioridad. Y siempre hay que jerarquizar la agenda pública, darle prioridad a unos temas sobre otros.

De hecho, la agenda del gobernador poblano fortalece de alguna manera los argumentos de Castañeda. Más precisamente: la no inclusión de los tres temas priorizados por Castañeda le da de alguna manera la razón. Para él los partidos actualmente con registro si son y han sido capaces de agendar y resolver diversos problemas públicos. Pero no han podido, ni podrán, agendar y enfrentar los tres que él propone como prioritarios.

Su argumento se basa en que los cuatro partidos con posibilidad de ganar la presidencia en 2018 (PRI, PAN, PRD y Morena) están comprometidos de alguna manera en hechos de corrupción, impunidad o violación de derechos humanos. Compromiso que hace altamente improbable que los combatan. De ahí la necesidad de un "externo" de un outsider. Previene contra lo que puede presentarse como un "falso externo": Andrés Manuel López Obrador.

La propuesta es bastante más ambiciosa. Implica una candidatura independiente única, apoyada por los diversos aspirantes a esa postulación. Implica una "planilla", un conjunto de candidatos a otros cargos de elección (habría que subrayar a diputados y senadores) para que en caso de ganar la agenda pueda hacerse realidad. La propuesta no tiene como objetivo único ganar la elección: si se pierde, pero si logra apoyo significativo de la ciudadanía, la clase política, la partidocracia, recibirá un aviso importante.

Se ve difícil, pero no imposible. Ya en las próximas semanas empezaremos a ver los primeros intentos de construir una candidatura independiente. Sea en la línea de lo propuesto por Castañeda (la propuesta más elaborada sin duda) o en otro. Los dos videos mencionados pueden verse en:
https://www.youtube.com/watch?v=QAaXp4CuF5Y y https://www.youtube.com/watch?v=TPk_M-H-c0I.