Sin código

Nada nuevo en los arranques de campaña

Se han cumplido 4 de los 60 días de proselitismo que tienen los candidatos a gobernador en Tamaulipas y cada quien a su modo, su visión, sus argumentos como su experiencia en el ámbito público estatal y hasta federal, abordan las problemáticas como las soluciones en caso de ganar la elección del 5 de junio.

Es en este análisis donde la principal temática es la seguridad, siendo cuestionada por la mayoría pero con pocos planteamientos que de igual manera no terminan por ser convincentes, tomando en cuenta la capacitación de los elementos y la conformación de las corporaciones.

Municipalizar las policías contrasta con la propuesta federal de crear un Mando Único, el mismo que en los últimos meses ha pregonado el Presidente Enrique Peña Nieto para todo el país, además de que desecha el trabajo que la actual autoridad está efectuando con la llamada “Fuerza Tamaulipas”. Hacerlo tendrá sus consecuencias y hasta sus debidas observaciones.

Igualmente, el solicitar a Estados Unidos para que se haga cargo de entrenar a los prospectos suena volátil, estando en vilo la llamada soberanía nacional pero sobre todo qué tanto recurso tendrá que disponerse en pagarle a los norteamericanos para que realicen esta tarea. De por sí el dólar sigue estando caro.

A esto le agregamos que reconvertir o rediseñar la Policía Estatal Acreditable tiene muchos asegunes y poca claridad. En los tres casos, abordados por candidatos del PRI; PAN y PRD respectivamente, generan más dudas por las formas, es como tirar a la basura por completo el avance que existe, que de por sí es muy poco.

De ahí en fuera, las menciones de invertir en lo que la ciudadanía requiere, en que los empresarios elegir al contralor estatal, en tener preparatoria abierta, de mantener el cobro de la tenencia, de generar buenos empleos y mejorar la calidad de vida ha quedado a cuenta gotas. En estos momentos todo es presentarse.

Y hay más temas que no están quedando a deber. Un ejemplo es el sistema de Salud estatal, el hacerlo accesible, oportuno y eficiente para los tamaulipecos que viven en sitios marginados, en poblados lejanos a un dispensario, que los centros estén en buenas condiciones, que se tengan médicos y no pasantes, y acelerar los nuevos hospitales públicos, al igual que mejorar la atención en los que ya están operando.

También están los planes e infraestructura para mitigar las inundaciones, las carencias en muchas escuelas de nivel básico, el remediar las lagunas contaminadas.

De entrada, en la carrera por la gubernatura, los tópicos son los mismos. No hay nada absolutamente nuevo.