Sin código

Sin funcionar la prevención de la violencia

El Gobierno de Tamaulipas ha intentado para combatir la inseguridad que se acrecentó en el último mes “de manera frontal”, en estos tres años a través de recursos, recursos y más recursos para la formación de la nueva Policía Estatal Acreditable, además de patrocinar a los efectivos del Ejército mexicano que realizan labores de seguridad pública en los 43 municipios.

Pero esto, ni tampoco la llegada de más efectivos federales y la ampliación de labores de la Secretaría de Marina en otros municipios, funcionará para bajar los índices de seguridad si no se concretan los proyectos que sirvan a la sociedad para alejarse de la tentación que provocan los grupos delictivos.

¿A qué me refiero? Al rescate del tejido social, del cual se sabe casi nada si no es por asociaciones civiles.Y es que si bien a tres municipios el gobierno federal les otorgó para este año un total de 88 millones de pesos (repartidos entre  Nuevo Laredo y las conflictivas Ciudad Victoria y Reynosa), es muy cierto que la delincuencia sigue vigente, siendo protagonistas de robos, secuestros, extorsiones y enfrentamientos.

Mientras tanto el  verdadero fondo, la prevención de la violencia en la sociedad continúa siendo la asignatura pendiente. Los números que arroja la Procuraduría General de Justica hablan de un aumento de casi el 10 por ciento, es decir, los 6 mil 109 delitos en el primer trimestre del 2014 superan la cifra total registrada en el mismo período, que fueron exactamente 6 mil.

Si esta tendencia continúa, seguramente habrá una nueva marca de delitos, algo para nada halagador para un estado criticado en la prensa nacional por su ineficacia en el combate.

Entonces, ¿qué se está haciendo? Sería bueno que a la ciudadanía den una explicación de los resultados o los avances registrados, como cuántos niños y jóvenes están siendo rescatados, qué se ha mejorado en los sectores, qué tantos empleos han generado a raíz de este proyecto, si las familias tienen una mejor calidad de vida, qué tanto han bajado los delitos comunes ante la aplicación de dicho programas según sus cifras, etcétera. 

No todo son recursos a efectivos policiacos y militares, falta complementarlo con acciones en la Educación, la Cultura y el Deporte.

Ese fue el gran error del anterior (y muy cuestionado) gobierno federal panista, el cual siguen repitiendo los actuales, aunque no lo quieran reconocer.