Sin código

El chiste es que la SET la aplique

La propuesta aprobada ayer en el Congreso local donde se modificó la Ley de Educación de Tamaulipas, siendo lo destacable que las evaluaciones de los profesores serán del dominio público, es una determinación medianamente adecuada para saber cuál es el verdadero nivel de los encargados de la enseñanza de los niños y jóvenes en todo el estado.

Y es que la misma, que bien se puede considerar como tardía por los tiempos en donde la población es más exigente y busca la transparencia ante la marcada opacidad con la cual se ha manejado el sector, particularmente el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, significa por una parte una señal de que si se quiere mejorar este rubro en el estado debe empezarse por la preparación de los profesores.

Tan solo basta ver el nivel que tiene Tamaulipas tras la aplicación de la prueba Enlace y los datos del examen llamado PISA: malos en materias como Español y Matemáticas y con una baja comprensión en el alumnado de lo que se aplica en los salones. 

Pero aquí viene el verdadero problema, qué tan capaz será la Secretaría de Educación en la entidad de aplicar las nuevas disposiciones en los planteles públicos y privados. Mediante el papel tiene todas las facultades para meter en el redil a los maestros, incluyendo los sindicalizados donde se nota una “muy buena relación” entre el secretario Diódoro Guerra y el líder de la Sección 30 Rafael Méndez Salas.

El hecho que el SNTE termine diciendo “salió contento”  tras la aprobación de la reforma que los legisladores Arcenio Ortega del PT y Jorge Valdez del PRD calificaron de “laboral, administrativa y que carece de fondo” denota que el magisterio salió ganador, sabiendo que la autoridad lo último que quiere son problemas; pero cuidado, no vayan a darle un raspón a uno de los cientos de intereses que el gremio tiene posicionados en los 43 municipios.

Soñar no cuesta nada, uno desea la mejor preparación académica que nuestros hijos reciben en las escuelas, pero con la clase de personajes que por acá rondan las altas esferas no se vislumbra un gran futuro por más reglamentos por ejecutarse.

Se dio el paso en materia legislativa, pero esto no es una garantía para ver mejores estudiantes al corto y mediano plazo, se requiera auténtica mano dura de la SET, porque si siguen en su plan de llevar la fiesta en calma con los profes, la ley solo será letra muerta.