Sin código

Cómo atraer más turismo extranjero

La nota agradable de los últimos días para el sur de Tamaulipas fue el regreso del turismo extranjero en esta temporada, algunos provenientes de los Estados Unidos y un grupo similar que se trasladó desde Canadá, aprovechando la coyuntura del Carnaval en Ciudad Madero y el buen clima para conocer Playa Miramar, el Centro Histórico de Tampico y otros sitios locales de esparcimiento.

Cerca de 80 personas de los países norteamericanos no ocultaron sus expresiones de “amazing”, “wonderful” y “unbelievable” de lo que esta plaza tiene como atractivo para los visitantes; y no solo fueron las locaciones naturales, sino el trato de la gente, la comida, los servicios y la cultura.

En términos generales, los llamados Winter Texans le dieron un respiro a la zona en la economía por la derrama en los comercios y restaurantes, en la ocupación de cuartos que hace años no se contemplaba; pero principalmente en la imagen, en la percepción del entorno tras aquellos años y noticias donde se vendía como un pueblo bajo fuego.

Ahora, con ese paso que dieron en conjunto las autoridades estatales y municipales, junto con la iniciativa privada, es buen momento para ir enriqueciendo una estrategia que ya dio frutos este fin de semana. Para esto, hay algunas adecuaciones qué efectuar, saber ofrecerle al visitante para que vengan en mayor cantidad, no solo en esta temporada sino en el resto del año.

Opciones como organizar torneos de golf, un tour acuático frente a la costa tamaulipeca y el sistema lagunario, como una gira por los ranchos tequileros (sí, claro que existen) y al mismo tiempo promocionar las celebraciones como la Repoblación de Tampico, la fundación de Ciudad Madero y Altamira, el Xantolo, la procesión de la Virgen del Carmen y demás fechas que sirven para mostrar esa cara amable.

Pero no solo eso: ante la oportunidad también está sobre la mesa de propuestas mejorar la infraestructura para los prestadores de servicios, acrecentar la vigilancia y en un tema más de hábito, poniéndose en el lugar de quienes vendrá de muy lejos, modificar los horarios de consumo de alcoholes sin limitaciones, un gancho en cualquier ciudad con esta vocación.

Por lo pronto, queda claro que con voluntad, criterio y trabajo en conjunto, atraer el turismo extranjero a Tamaulipas, particularmente al sur y en cualquier temporada, es posible. Hay tiempo para mejorar detalles y tener hoteles de mayor calidad, lugares novedosos; pero por algo se ha empezado y se hizo bien.