Sin código

El atentado del PAN a su “democracia”

Lo que le faltaba como agregado al clima político que está viviendo Tamaulipas de cara a la elección del 2016, donde lo más importante en juego es la gubernatura, es que en el Partido Acción Nacional hay una propuesta para que el Comité Ejecutivo Nacional sea el encargado de elegir a su candidato en este estado mediante la designación directa.

Con ello, y de aprobarse dicha iniciativa enviada por el Comité Directivo Estatal a la dirigencia que encabeza el ex diputado federal Ricardo Anaya, se cierra por completo la posibilidad de que los militantes activos y adherentes determinen en su llamado “proceso democrático” quién debe ser sus aspirantes a cargos públicos.

Así, desde la Ciudad de México llegará la noticia del candidato, que hasta el momento y con mucha claridad dos se están perfilando, el senador y ex alcalde de Reynosa Francisco García Cabeza de Vaca, como el actual presidente municipal de Nuevo Laredo, Carlos Canturosas.

Los muy cercanos al Comité dicen que con esto, Cabeza de Vaca tiene una buena parte del control del partido, más el acercamiento con Anaya es un punto a favor que Canturosas no ha capitalizado, pues si bien ya es miembro activo de la institución política desde hace un año, se le ve más con los perredistas.

Al PAN en Tamaulipas parece importarle cien acres abandonar uno de los principios fundamentales, que cada aspirante sea elegido mediante votación. Al menos esa esencia que tanto presumían los diferenciaba de sus adversarios la van perdiendo, atentando contra ellos mismos.

Pero para el exterior, para quienes nos gusta ver la tribuna los trancazos con unas palomitas y una bebida en cada mano, tampoco importa. Quizás al único es al PRD, donde tiene en claro que si hay alianza van con el edil neoladerense y nadie más.

Eso queremos ver, quién gana en su propuesta o si logran acordar. Por mientras. ambos personajes salen en la foto con cualquier figura del ámbito nacional, para medir o presumir cúal de ellos tiene más acercamientos o influencia.

Y el hecho le pone más sazón a una contienda en la cual está más que movido por todos lados. Si bien desde antes de la elección para diputados federales ya tenía ese condimento, ahora que hay una clara muestra de aspirantes va calentándose más, pues los destapes son para el priista Marco Bernal positivos, pero el líder estatal Rafael González Benavides no está muy contento.

Lo que es un hecho, es que todos hablan de los tricolores, pero en la oposición las cosas están más interesantes… Y aunque les incomode, al menos generará mayor morbo.