Sin código

La absurda veda de los gobernantes

Es una auténtica burla que la mayoría de los funcionarios de los tres niveles de gobierno con injerencia en Tamaulipas se escuden en las nuevas reglas del INE para evitar involucrarse en aspectos de su labor en el servicio público, no solo dando entrevistas, sino también atendiendo a la ciudadanía.

Y esa ha sido la tónica con la cual empezaron las campañas electorales para renovar el Congreso de la Unión en esta su primera semana, donde se combinó una negativa para abordar lo que sucede en ciertas áreas que les corresponde, y en otros casos, como no habrá atención mediática, decidieron tomarse unas pequeñas vacaciones, todo con el argumento de “la veda”.

Pero la realidad que están padeciendo los habitantes refleja a todas luces que no es un momento para que el personal completo, que incluye a regidores, síndicos, secretarios, directores y empleados en general, andarle cumpliendo al partido de su preferencia y botar por dos meses las prioridades.

Este miércoles la CMIC les señaló que no hay inversión pública que les genere actividad, y que por el tema electoral seguramente después del 7 de junio, día de la elección, se pueda abrir alguna licitación. Además, algunos trabajos están detenidos.

A esto, agreguemos que el eterno problema de los Servicios Públicos continúa sin resolverse, que las principales calles se encuentran en mal estado, aparecen más hundimientos y los que se estaban arreglando no tienen avance. Ya qué decir de la recolección de la basura donde ahora se tarda más de una semana en que el camión pase, si bien le va a los colonos; las lámparas se siguen fundiendo y con la vigilancia limitada los delitos persisten.

Pero eso sí, vamonos a las campañas, a apoyar a los candidatos, a hacer presencia con los aspirantes, no importa que sea horario de trabajo.

Señores gobernantes, a la ciudadanía le vale si se toman la foto o le levantan la mano al aspirante, o que “ofrecen todo el respaldo para conseguir la victoria”. En resumen, le importa un carajo las campañas, y no les interesará mientras ustedes no les resuelvan los servicios básicos, seguridad, empleo, buenas calles y bienestar económico y social.

Ya en Tampico el vocal del INE Juan José Ramos Charré se los dejó en claro, mientras no sea información de promoción, los demás está bien. Pero bueno, aquí en Tamaulipas se está acostumbrado a que todos quieren decir que sí trabajan y que lo hacen muy bien, aunque la evidencia muestre lo contrario.