Sin código

Tamaulipas crece, pero en delitos: Observatorio Ciudadano

De nuevo Tamaulipas, de nuevo la violencia y de nuevo la zona sur. Los bloqueos e incendios provocaron otra jornada complicada para la ciudadanía de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, regresando los miedos que parecían estar en el olvido, cuando ya presumíamos que todo estaba superado y que podíamos salir a las calles con tranquilidad.

Pero mientras la atención mediática anunciada en redes sociales y que medios nacionales fueron replicando durante el miércoles se fue centrando particularmente en los tres municipios, en otro frente se hizo ver la realidad que el estado afronta, desnudando esas carencias que a nivel local señalaron empresarios y sociedad civil.

Fue en la Ciudad de México donde el Observatorio Nacional Ciudadano presentó el reporte de delitos de alto impacto correspondiente al mes de febrero de este año. Los resultados no son para nada halagadores para “los esfuerzos coordinados que todas las instancias hacen en la entidad para garantizar la seguridad”.

Tamaulipas sigue encabezando el tema del secuestro (4.5 por ciento comparado con el mismo mes pero del 2014) como la extorsión (el aumento se dio en un 17.3 por ciento), lo cual no es novedad. Pero los números hablan de que los casos de homicidio doloso se elevan hasta un 30 por ciento, al igual que el robo con violencia (25.9 por ciento), los robos a vehículos (39.4%) y ligeramente los delitos a negocios (3.11%).

A esto, su director Francisco Rivas hizo algunas acotaciones, como que “en este estado secuestran 693 por ciento más que en todo el país”, así como la falta de un plan para combatirlo, pues “no existen las instituciones”. Hay mucha razón, pues las unidades apenas están en construcción.

Y cerró su análisis con otra crítica. “No se puede viajar en las carreteras de Tamaulipas sino es en un convoy de la Policía Federal, porque hacerlo en transporte público se corre el riesgo de que secuestren el camión completo”.

Lo más triste, es que en el ejercicio de intentar contrastar este estudio, hay muy poco con qué refutarlo.

Todavía más grave, es que fuera de estas tierras el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong habla que las cosas se están haciendo bien, porque todos están colaborando y están organizados para afrontar cualquier hecho delictivo. Sería bueno que acudiera a una de las reuniones del Grupo de Coordinación que cada semana sesiona en esta zona sur, porque lo último que hay es precisamente eso, coordinación.