Sin código

Salud en Tamaulipas es todo un desorden

Ya se había retratado mediante varias historias la triste realidad que vive el sistema de Salud de Tamaulipas, donde el personal administrativo, operativo, doctores y enfermeras muestran cada día su maltrato hacia los pacientes, pero con el descaro de reclamar más prestaciones a la autoridad estatal y federal.

Y aunado a esto, la situación actual que esta importante área padece también sucede gracias a la omisión, mala planeación, poca coordinación y falta de conocimiento de directores y jefes, quienes tras los “vientos de cambio” recibieron la encomienda de dar el mejor de los servicios médicos a miles de tamaulipecos y de estados vecinos.

Más que evidenciados se vieron con la visita de la secretaria estatal Gloria Molina Gamboa, en la reunión para tratar el combate al virus del dengue, zika y chikungunya que se efectuó en Tampico, y que tuvo como testigos a las alcaldesas, Magda Peraza como anfitriona y Alma Laura Amparán de Altamira.

Sin titubear, le dijo a Juan José Franco Salas y Óscar García Morales, jefes de las Jurisdicciones Sanitarias 2 y 12 respectivamente qué trabajo vienen haciendo. Hubo muchos números, avances en cuanto a casos registrados en las tres enfermedades transmitidas por piquete de mosco, pero el cuestionamiento fue más de fondo, y ahí salieron los pendientes.

“¿Por qué hay casos en sitios cercanos a dispensarios y hospitales? ¿Dónde están los representantes de nosocomios públicos, como IMSS; Pemex, Sedena y Marina? Si aquí presumen 300 llantas recuperadas, en Reynosa se recogieron 16 mil, ¿qué está pasando?”, fueron las dudas en tono de regaño de Molina Gamboa, que nadie supo o quiso contestar.

Lo penoso para la autoridad que vigila la mencionada área, fue aceptar que “la gente no va a los centros de salud públicos, porque no son bien atendidos, me duele reconocerlo”. Silencio sepulcral. Al menos ya no le están echando la culpa a sus antecesores.

Así terminó el encuentro, con la promesa para que en tres semanas habrá avances, un balance completo de este combate. El compromiso duró muy poco. Un día después, en la Coepris de Tampico cierran las puertas a las personas, digo de un meme con la frase “ahorita no joven”. Total, no era el momento para desperdiciar el café y el chal, con toda la complicidad del titular José Roberto Leal Garza.

¿También aquí en Salud aplicará el “que la hace la paga” que tanto se pregonó en el comienzo de administración estatal? Si es así, la lista es demasiado grande.