Sin código

Opción que se puede aprovechar

Debo reconocer que pocas veces escucho la radio local, se me hace absurdo ponerle atención a comentarios tan superficiales de locutores quienes tienen de cómicos y agradables lo que yo de ingeniero aeroespacial.

Sin embargo, en esta semana terminé por interesarme en un programa de noticias cuyo comentario se basó en lo que preparan en San Luis Potosí, particularmente en la huasteca.

La Ruta del Café y la Vainilla es una de las apuestas en este año para que el turismo vuelva a una zona castigada por la inseguridad que no solo se vive en sus municipios sino en sus estados vecinos, Veracruz y Tamaulipas.

Involucrará a productores cuya base se encuentra en Xilitla, Axtla de Terrazas, Aquismón y Matlapa, conllevando también ofrecer a los visitantes un acercamiento con los paisajes naturales que representan sus cascadas, con la cultura.

“Se busca comercializar los atractivos que involucra su proceso de producción y que se convierta en una razón para prolongar la estadía del visitante, quienes puedan recorrer y degustar el café”, dijo el titular de turismo en el estado Enrique Abud Dip sobre el principal objetivo que persiguen con dicha ruta.

Y es lógico que se preguntarán ¿qué nos beneficia o perjudica a los tamaulipecos? Pues aunque se quiera ver como algo a la distancia y sin repercusiones directas, indirectamente es una gran oportunidad de crecer económicamente, tomando en cuenta que la distancia con los municipios anfitriones no supera las 3 horas de viaje por carretera, teniendo como punto a favor la infraestructura hotelera de Tampico y Madero, superior a la vallense, agregando un aeropuerto internacional y una central camionera decente y de mucho movimiento.

También es cierto que la idea es de la Secretaría de Turismo de la entidad vecina, quien le pone recursos y se encarga de la organización.

Pero ojo, dudo que exista algún inconveniente para que las autoridades tamaulipecas apoyen a sus homólogos potosinos por lo señalado líneas arriba.

Y ejemplos como Semana Santa, la Feria de Ciudad Valles y el Xantolo, refleja que hay motivos por los que estamos entrelazados, recibiendo visitantes que dejan ganancias a donde quiera que vayan.

Si se quiere hablar de progreso regional donde los límites entre entidades no estorben, aquí tenemos una opción.

Los requisitos son los de siempre: voluntad, acercamiento, un poco de inteligencia y la suficiente coordinación.