Sin código

Canturosas y los candidatos ciudadanos

En la visita que el alcalde de Nuevo Laredo Carlos Canturosas hizo el pasado fin de semana en Tampico, donde incluyó una visita a la redacción de MILENIO Tamaulipas, se plantearon diferentes tópicos, como la actualidad de la clase política y particularmente en el PAN, partido que representó en la última elección y con la que logró ganar la contienda.

Y en ese sentido, el planteamiento del edil sobre los perfiles de los candidatos que pueden competir no solo para el 2015, sino para la más importante que será un año después, no tendrán que ser netamente un militante o un experto en política. “La postulación puede venir de un ciudadano”, señaló.

Un punto interesante que Canturosas habló con franqueza, directo, sin rodeos. La oportunidad de que venga un aspirante a gobernar un municipio o bien a todos los tamaulipecos desde la ciudadanía no suena nada descabellado, aún y cuando en Tamaulipas existe una cierta resistencia por hacer los cambios de la ley en la materia, lo cual se lee y se cree, es por temor.

Asunto que toma más relevancia en estos tiempos, donde la labor del funcionario suele tener connotaciones muy negativas, criticables, al borde del linchamiento producto de su omisión, de su poco compromiso por atender a la gente, y de hasta de la corrupción que aplica o permite.

“Representé al PAN, pero de la misma manera se unieron del PRD que comulgaban con mi proyecto de gobierno, lo hicieron gente del PRI que querían un cambio, y a ellos le agregamos la sociedad, la iglesia”, señalaba como ejemplo el alcalde de la ciudad con el mayor presupuesto de los 43 que se tiene en el estado.

Ahí estará la clave de lo que venga en el entorno político tamaulipeco y hasta nacional, es decir, qué partidos se la querrán jugar con un personaje que no es militante, que no ha aportado nada ni en militantes ni económicamente, y todavía tener que congeniar con los resentidos, los que trabajaron por años y que fueron marginados.

“Puede venir un gobernante desde la ciudadanía, sin duda”, dijo Canturosas. Y es una posibilidad muy tangible, y sobre todo, más viable que apostar a los mismos de siempre. Lo complicado será identificar ese o esos perfiles en la sociedad para que logren llegar a la función pública.

En lo personal, esto es preferible mil veces, porque lo que existe en estos momentos en todos los partidos están muy quemados, cuestionados y hasta obsoletos de ideas.