Sin código

Alcaldes: o se unen o fracasan

La honestidad con la que ayer habló Magdalena Peraza Guerra frente a los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), dejó a los presentes sorprendidos como a otros reflexivos. Parte de su mensaje ante los empresarios del sector de toda la zona sur fue contundente: lo duro que ha sido intentar trabajar en equipo con las restantes autoridades.

“Tengo que reconocerles que ha sido un inicio de administración muy difícil, más cuando no se ha logrado trabajar en conjunto con los demás municipios”, fueron las palabras de la alcaldesa de Tampico ante cerca de 40 miembros del organismo, cuya principal inquietud se basó en eso, por qué están tan divididos los gobernantes.

Y a esto, Magda acota: “como región tenemos tantas cosas en común, podemos compartir muchas cosas; hay momentos en que Tampico necesita de Madero, como Madero de Tampico y Altamira. Es como una familia: cuando no hay la comunicación adecuada tiende a fracasar, y ese es el riesgo, de que se pueda fracasar”.

Ahí, en ese instante, un silencio invadió el salón. Miradas perdidas, otras hacia abajo, otras viendo directamente a la edil porteña, y no era para menos, hay mucha razón en la declaración de Peraza Guerra. No es algo que solo es asunto del círculo político; la ciudadanía lo vio en la última semana, la Santa, la de las vacaciones, de la gran afluencia, la de la apuesta estatal para posicionarse como sitio de esparcimiento en el país.

No por algo, al comenzar dichos días todo era con una línea marcada. Allá los del puerto, acá los de la urbe petrolera y de aquel lado los altamirenses. Lo que desencadenó en el café, en el taxi, en las comidas familiares fue la controversia, sin olvidar que “el tren del mame” invadió las redes sociales. Y ese fue uno de los temas recurrentes del encuentro, que empezó con un donativo de la Cámara para el Sistema DIF, con unas palabras de la titular Genoveva Peraza agradeciendo el apoyo, y la explicación de Jorge Manzur sobre el plan de obra que se ejercerá en el año con recursos federales.

Si para Magda el arranque de administración ha sido difícil, como íntegramente lo puntualizó, los ciudadanos de los tres municipios se las han visto negras, más a quienes una calle es la diferencia. Al menos, Alma Laura Amparán confirmó que habrá un encuentro de alcaldes sureños (sin fecha, sin hora y sin lugar), con esto, todos mirarán por la reacción de Andrés Zorrilla, si va o no.