Sin código

Ahora sí le hacen caso a la sociedad

En lo que va del presente año ha sido más frecuente la presencia en Tamaulipas de organismos no gubernamentales a nivel nacional, incluso, teniendo mayor vínculo con las autoridades estatales y municipales en el principal tema que atañe a la ciudadanía de esta entidad, la seguridad pública y el combate a los delitos.

Casos como “Alto al Secuestro” que dirige Isabel Miranda de Wallace, el Observatorio Nacional Ciudadano que encabeza Francisco Rivas y “Causa en Común” al mando de María Elena Morera, han tenido el acercamiento formal con el gobierno del estado y los propios alcaldes, haciendo las evaluaciones sobre cómo operan los mandos de vigilancia.

Todos han sido enfáticos en las dolencias existentes en la formación policiaca y las estrategias para hacerle frente a la inseguridad. Sus señalamientos están bien fundamentados, son contundentes, sin siquiera un dejo de duda.

Por esta razón es que existe una atención de la autoridad a lo que diga, a lo que publiquen, a cualquier acción que emprenden.

Y esa atención hacia representantes de la sociedad civil es un tanto curiosa, es como el descubrimiento de un mundo nuevo, tomando de referencia que en Tamaulipas cada inquietud de la ciudadanía organizada en el estado expresa contra los gobernantes en cada municipio es refutada, cuestionada y casi siempre desatendida, por un simple y sencillo argumento: todo, absolutamente todo, tiene un trasfondo político.

La historia moderna no miente, pasó con las marchas por la paz, pasó con las familias que protestaron al ser utilizadas para invadir un terreno irregular como la “Mano con Mano” para luego ser sacadas como cucarachas, pasó cuando dos amparos advirtieron daños al medio ambiente por el Hidrotúnel y el Parque Ecológico.

Hoy, entre la apertura pero también entre la necesidad, queda entendido que los gobiernos deben involucrar a asociaciones civiles, que ahora vienen y viven cómo está el panorama. Ojalá arriben muchos más, expongan los problemas pero también ofrezcan soluciones, no solo en seguridad, también en Educación, Salud y hasta en la rendición de cuentas.

Y por otra parte, los tamaulipecos en general esperan que ese “refrendo a organizaciones”, ese “esfuerzo de instituciones de gobierno y sociedad civil” entregue los resultados deseados, y que no solo se lea en el clásico discurso o se vea en cada boletín o anuncio oficial.