Sin código

Abril 25: renace la esperanza

Tampico. Tres días después de otra jornada de violencia, miedo, afectación a la actividad educativa, económica y social, los ojos del país voltearon hacia esta región de nuevo pero en otra arista.

Sábado por la noche. 25 mil personas se reúnen y llenan el Estadio Tamaulipas para un juego de futbol de tercera categoría en México. La postal circula en redes sociales y causa admiración en todo el país.

Un pueblo que 72 horas atrás estaba atemorizado por la inseguridad y viendo los pobres resultados de la estrategia federal y estatal, sale a disfrutar de su deporte favorito, se pone la camisa del Tampico-Madero, apoya y reconoce la labor del equipo que dio su máximo esfuerzo pese a quedar eliminado.

Ellos y quienes no fueron pero por radio e internet dieron seguimiento, no solo demostraron querer un mejor espectáculo, también la necesidad de ganar, de sonreír ante tantos problemas que afronta en el trabajo, el entorno social y también para intentar “desquitarse” del cinismo de una autoridad que habla de “avances” cuando los hechos dicen lo contrario. Lo anterior frustra, más que un resultado adverso.

Al final se sacan conclusiones positivas. Lo que pasó la noche del 25 de abril debe ser el principio para dar un giro en el ambiente, un cambio de actitud, porque fuera de lo deportivo la sociedad mandó un mensaje claro. Aún con la falta de vigilancia y la ineficacia policiaca, quiere disfrutar su ciudad, sus colores, olores y sabores. Grita y anhela distractores, atestiguar el surgimiento de héroes locales que los enorgullezcan, eso que no encuentra con otros líderes… y ni encontrará en estos tiempos electorales.

Y todo lo hizo el deporte, menospreciado por gobernantes indiferentes y empresarios mezquinos. Ambos siguen viviendo y pensando como en el siglo pasado.

Los cambios sociales a veces vienen de la mano del deporte. Pregunten qué pasó en el “violento” Ciudad Juárez cuando tuvo Primera División, o cómo está ahorita Tijuana con sus Xolos, cuyo impacto en todos los rubros de la sociedad dejó un claro precedente. ¿Qué otros y mejores ejemplos quieren?

Alternativas existen. A nivel profesional tenemos a la Jaiba Brava y también el Basquetbol con los Huracanes, esperando la decisión de tome la familia De Hita con sus Estudiantes de Altamira.  Sábado 25 de abril del 2015. Ya guardé esta fecha. Creo que vendrá un gran cambio para esta tan maltratada zona sur de Tamaulipas, sigo creyendo que fue el día en que renació la esperanza.